Santuario de la Mariposa Monarca, un sitio lleno de naturaleza

Una especie de mariposas protagoniza una época llena de colorido y belleza que tiene la República Mexicana a finales de año y que se extiende hacia comienzos de la primavera. Tanto para locales como turistas, visitar el Santuario de la Mariposa Monarca, es parte de la agenda.

Tras las bajas temperaturas y escasez de luz solar en el norte del continente americano, la Monarca comienza su migración y recorre los Estados del norte del mapa mexicano para llegar a finales de octubre a su hábitat de invierno: la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca.

La ubicación de dicha Reserva es a 95 kilómetros al noroeste de la Ciudad de México, y se extiende sobre los límites de Michoacán y el Estado de México, en los altiplanos del centro-occidente del país. Es hasta mediados de marzo que el calor provoca una madurez sexual en las mariposas y se aparean para alistarse hacia el regreso a Estados Unidos y Canadá, su hogar.

Mexicanos y de todo el mundo, visitan la región para tomar un tour por la reserva y conocer el Santuario de la Mariposa Monarca

Para Enrique Gómez, director general de Sígueme!, este sitio es sede de un espectáculo natural fascinante: la migración de la Mariposa Monarca, un fenómeno exclusivo de esta especie, la cual puede identificarse por su color naranja, negro y blanco. “Mexicanos y de todo el mundo, visitan la región para tomar un tour por la reserva y conocer el Santuario”, dijo.

México se prepara para recibir turismo de múltiples nacionalidades y cubrirse de colorido y majestuosidad, aquello que otorga visitar el templo que hospeda a la Mariposa Monarca.

Ya en la zona, también es recomendable tomar un tour por Valle de Bravo, paraíso natural que cuenta con un magnífico lago que se formó por el embalse de la Presa Miguel Alemán, el cual funciona como marco perfecto para la práctica de la navegación, el velero y por supuesto del esquí.