Conoce los tres primeros Pueblos Mágicos de México

Pueblos Mágicos es un programa impulsado por la Secretaría de Turismo que reconoce el patrimonio cultural de múltiples asentamientos alrededor del país y fomentar la visita a lugares con fuerte influencia indígena, gran legado colonial, con preservación de tradiciones ancestrales o escenario de importantes acontecimientos históricos de México.

La iniciativa fue creada por Vicente Fox en 2001 y en un principio tenía exigentes estándares para cada una de las localidades, las cuales debían cumplirse para conseguir y conservar esta denominación. A partir de 2012 se relajaron las condiciones y se integraron decenas de poblaciones a la lista.

Aunque cada una de estas poblaciones tiene su propio valor e historia para hacerse merecedoras de dicha distinción, los primeros destacan por haberse convertido en importantes destinos turísticos de talla nacional e internacional donde puedes disfrutar de un verdadero paraíso cultural. Cuando pienses a dónde viajar, no te pierdas los tres Pueblos Mágicos originales.

1.Huasca de Ocampo

También conocida solamente como "Huasca", se encuentra en el estado de Hidalgo. Esta población fue la primera en ser denominada Pueblo Mágico, debido a la imponente arquitectura colonial exhibida en sus múltiples haciendas mineras; principalmente la de San Miguel Regla.

Además, es reconocida por la barranca donde se encuentran los Prismas Basálticos, columnas de basalto que por la erosión adquirieron una forma geométrica particular. La pesca recreativa de trucha es también muy practicada en la Presa de la Cruz y en el Bosque de las Truchas.

2. Tepoztlán

Uno de los destinos turísticos preferidos para los habitantes de la Ciudad de México, este Pueblo Mágico se encuentra al norte del estado de Morelos. A lo largo de los años se ha convertido en una importante localidad de recreación y para alejarse del estrés, pues combina un importante pasado prehispánico con maravillas naturales, patrimonio colonial y un gran número de establecimientos alimenticios, hoteleros y de deportes extremos.

En la cima de la montaña del Tepozteco se encuentran los restos de una pirámide al dios Tepoztécatl, uno de los símbolos icónicos de la población junto con sus exóticos helados artesanales.

3. Real de Catorce

El tercer Pueblo Mágico original que no te puedes perder, este otrora importante centro minero de San Luis Potosí tiene como nombre original Real de Minas de Nuestra Señora de la Purísima Concepción de los Álamos de Catorce, pero con el paso del tiempo los lugareños simplemente lo denominaron Real de Catorce.

Adquirió gran importancia durante el siglo XVIII, cuando se descubrió la entonces segunda veta de plata más productiva del planeta. Este destino es conocido por el diseño de sus edificios y por ser el hogar del templo de la Purísima Concepción y del área sagrada de los indígenas huicholes.