¿Cómo es que Tequila se convirtió en Smart City?

FEDERICO DE ARTEAGA
Director de Planeación de Grupo JB

¿Qué es una Ciudad Inteligente?

De acuerdo con la definición de AENOR, “una Ciudad Inteligente es la visión holística de una ciudad que aplica las tecnologías de la información para la mejora de la calidad de vida y la accesibilidad de sus habitantes y asegura un desarrollo sostenible económico, social y ambiental en mejora permanente. Una ciudad inteligente permite a los ciudadanos interactuar con ella de forma multidisciplinar y se adapta en tiempo real a sus necesidades, de forma eficiente en calidad y costos, ofreciendo datos abiertos, soluciones y servicios orientados a los ciudadanos como personas, para resolver los efectos del crecimiento de las ciudades, en ámbitos públicos y privados, a través de la integración innovadora de infraestructuras de gestión inteligente”.

¿Y un Destino Inteligente?

Tal y como se recoge en el Libro Blanco de los Destinos Turísticos Inteligentes, se trata de “un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida de los residentes”.

Las estrategias maestras de estos destinos son: gobernanza, sostenibilidad, innovación, tecnología y accesibilidad. Las estrategias de soporte se consideran:

1. Generación de infraestructura para la generación de bienes públicos para que la ciudadanía sea agente de cambio y que tequila sea una sociedad dinámica económicamente.

2. Gobierno abierto, para lograr su eficacia, eficiencia y productividad, que sea un hecho la participación, comunicación con los ciudadanos y transparencia de los datos.

3. Sostenibilidad económica del proyecto a través de la creación de un fideicomiso.

4. Adopción de tecnología de punta de big data, geolocalización, sistemas de información, servicios en la nube, para toma de decisiones informadas coyunturales y predictivas.

5. Generación de modelos de negocio y de bienes privados para la competitividad.

6. Replicabilidad del Modelo Tequila en municipios de Jalisco y de México.

►TE PUEDE INTERESAR► EPN INAUGURA HOTEL Y CENTRO DE CONVENCIONES EN TEQUILA

Las palabras clave son: acceso, datos Abiertos, Alianzas público – privada – comunidad – academia, infraestructura para bienes públicos, conectividad universal, generación de bienes privados, modelo de prevención, participación ciudadana, smartphones, comunidad como agente de cambio, autenticidad, innovación, capacitación, Replicabilidad y sostenibilidad.

Se trata pues de un ecosistema, de un proyecto holístico donde la innovación es que se pueden implementar todos los componentes de una ciudad. Como se sabe, el siglo XXI es el siglo de las ciudades. Tanto en el mundo desarrollado como en los países emergentes, las urbes se han constituido en el centro de la actividad social y económica. Las ciudades, en suma, son el foco de la actividad humana. Tequila como Smart City/Smart Destination tiene la oportunidad para gestionar de la forma más eficiente ese futuro eminentemente urbano.

La aplicación extensiva e intensiva de las Tecnologías de la Información y la Comunicación a los servicios públicos, a la gestión del suministro y consumo de energía o de agua, a la mejora del transporte y la movilidad, a la seguridad ciudadana y la protección civil, a la creación de un entorno favorable para los negocios y la actividad económica de alto valor agregado, al gobierno de la ciudad y a la transparencia y participación ciudadanas constituyen la clave de la transformación de la ciudad tradicional en una Ciudad Inteligente.

El complemento necesario ha sido lo que implica a la comunidad y sus lugares de interacción, en esta sociedad cada vez más algorítmica, la gente debe seguir siendo el centro de las decisiones en su diversidad. Como dice Edward Glaeser “la ciudad es la más importante creación humana: que fomenta la inventiva, el talento individual, la tolerancia, la prosperidad, la cooperación”.

¿Porqué Tequila se está convirtiendo en Smart City y Smart Destination?

Porque estaba madura para ello, sabía, los problemas a resolver y empezó a planificar desde el 2040 al 2003. Se convirtió en Pueblo Mágico en 2003; se definió como ciudad compacta; diseño un plan de ordenamiento territorial al año 2040; diseñó un sistema de información territorial georeferenciado; y estableció un mecanismo de gobernanza.

Como dice Antonio Muñoz Molina: “la ciudad es un organismo muy complejo, hecho de un número casi ilimitado de iniciativas singulares, de muchas capas sucesivas, con tal número de conexiones e interdependencias que cualquier quiebro tajante o no muy pensado puede tener consecuencias catastróficas”.

Este es un primer paso permitirá aprender, establecer los parámetros y evaluar los impactos en la ciudadanía y en las prioridades de la ciudad, estableciendo un modelo de prevención para el 2040. Un municipio como Tequila el único lujo que no se puede dar es equivocarse.

sdf