Los créditos personales o de nómina aumentaron 37% con respecto a 2011, mientras que los hipotecarios subieron 62% y los automotrices 64 por ciento. El apoyo a Pymes subió 50%

Páginas