Las pérdidas se dieron luego que haber quedado fuera de la adjudicación para la construcción de las pistas 2 y 3 del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México