Primeros auxilios para empresas en peligro


La firma Grant Thornton te ofrece 8 pasos inmediatos a implementar para evitar que tu empresa quiebre y salga de su situación de peligro
MARIO RIZO*

Malos negocios, cierre de tiendas o quiebra de empresas, son situaciones que requieren acciones inmediatas entre las que recomendamos:

1. Hacer un análisis a conciencia de la situación del negocio. Intenta determinar lo más honestamente posible las principales causas de que el negocio vaya mal. Es como ir al médico. Para tener un tratamiento efectivo, se deben enunciar claramente los principales síntomas de la enfermedad. Sé honesto contigo mismo y una vez que identifiques los indicadores de riesgo, entonces dispónte a tomar medidas correctivas inmediatas, cualesquiera que estas sean. Si es necesario auxíliate con algún profesional de negocios que te ayude a visualizar con mayor claridad los posibles puntos ciegos.

2. Recorta inmediatamente los gastos excesivos e innecesarios. Uno de los principales síntomas de que algo no marcha bien es que el dinero no alcanza. De ahí que es imprescindible reducir con carácter de urgente cualquier gasto que no contribuya a la operación del negocio o no genere utilidades: Demasiada publicidad, compra de artículos, racionamiento de combustibles, frecuencia de los mantenimientos, rentas o alquileres de oficinas, consumo en líneas telefónicas, comidas innecesarias, entre otros.

3. Evalúa recortar tu planilla de personal y la redistribución del trabajo. Aunque suene duro mencionarlo, en tiempos de crisis las medidas deben ser extremas. Es tiempo de reducir personal y redistribuir las labores. Recuerda que hablamos de rescatar tu empresa así que si no se hace esto, de todos modos tu gente perdería su empleo. Esto te ayudará a reducir tu pasivo laboral y descongestionar los costos por planilla que suelen ser bastante altos. Para hacer esto inteligentemente se debe hacer un estudio con tus colaboradores de mayor confianza para tomar las decisiones correctas.

4. Analiza y detecta posibles fugas de dinero. Ya sea por robo directo o indirecto, desvío de fondos, alteración de precios o cualquier otro método de fuga de dinero debes detectarlo y cortarlo sin vacilar. Dedica tiempo a analizar los procesos dentro de tu organización y determinar las debilidades en el sistema que permitan a los empleados "aprovechados" sacar partido de lo que no deberían. Importante, no restes importancia a las fugas "hormiga" que suelen ser poco visibles pero representan enormes pérdidas a largo plazo.

5. Pon un "hasta aquí" a los gastos personales indiscriminados. Un mal hábito que puede hacer fracasar un negocio sin piedad es el uso desordenado del dinero por parte de sus propietarios o directores. Esto muchas veces ocurre sin que se percaten de ello por no tener informes claros que lo reflejen. Así que si realmente deseas salir a flote y respirar, es importante que comiences por ser tu mismo el ejemplo. Recorta todo gasto personal innecesario y asígnate un salario realista y acorde a la situación de tu negocio. Si tienes una tarjeta de crédito corporativa solicita límites más bajos y restringe su uso en todo lo posible.

6. Elabora una estrategia de ventas de emergencia. Ya sea por la crisis o por cualquier otro motivo, finalmente la única manera de que un negocio crezca es vendiendo. Si no vendes no hay dinero. Evalúa tu estrategia de mercadeo y ventas. Evalúa a tus vendedores. Establece metas y desarrolla un plan de emergencia que represente un incremento en los resultados. Elimina todo personal ocioso, cómodo o que por antigüedad tenga que permanecer sin aportar resultados. En tiempos de crisis debes vender, vender y vender. Es tiempo de dejar tu trabajo de escritorio, salir a la calle y ser tú mismo el mejor vendedor de tu organización.

7. Evalúa tus precios. Las acciones de rescate de tu negocio tienen que ser una combinación de: más ventas y menos costos. Y para que haya más ventas es importante evaluar los precios de tus productos y servicios. En tiempos de crisis un ajuste moderado puede significar mantener a esos clientes fieles e incluso captar algún mercado potencial de gente que ahora más que nunca está buscando opciones de precios más favorables.

8. Busca asesoría fiscal. Si tienes problemas fiscales, será necesario que lo consultes con expertos que puedan ayudarte a regularizar tu situación.

*Socio de Salles Sainz Grant Thornton