Capacitación para tu empresa, actúa ya

Evalúa en qué áreas de tu empresa es necesario un urgente programa para que sobreviva y se desarrolle; evita errores de darle herramientas a todos sin distinción
ALEJANDRO VARELA

La capacitación está teniendo actualmente una importancia clave para la sobrevivencia y desarrollo de las empresas, cada vez más se requiere de personal que conozca "lo último" en los aspectos relacionados con sus actividades diarias.

Capacitar implica proporcionar al trabajador las habilidades y conocimientos que lo hagan más apto y diestro en la ejecución de su propio trabajo. Esos conocimientos pueden ser de varios tipos y pueden enfocarse a diversos fines individuales y organizacionales.

Como empresario, debes buscar el crecimiento integral de la persona y la expansión total de sus aptitudes y habilidades. No debe verse simplemente como una obligación que hay que cumplir porque lo manda la ley. La capacitación es una inversión que trae beneficios a la persona y a la empresa.

Beneficios para la empresa:

  • Ayuda a prevenir riesgos de trabajo.
  • Produce actitudes más positivas.
  • Aumenta la rentabilidad de la empresa.
  • Eleva la moral del personal.
  • Mejora el conocimiento de los diferentes puestos y, por lo tanto, el desempeño.
  • Crea una mejor imagen de la empresa.
  • Facilita que el personal se identifique con la empresa.
  • Mejora la relación jefe-subordinados.
  • Facilita la comprensión de las políticas de la empresa.
  • Proporciona información sobre necesidades futuras de personal a todo nivel.
  • Incrementa la productividad y calidad del trabajo.
  • Promueve la comunicación en la organización.

Beneficios para el individuo:

  • Ayuda a la persona a solucionar problemas y tomar decisiones.
  • Favorece la confianza y desarrollo personal.
  • Ayuda a la formación de líderes.
  • Mejora las habilidades de comunicación y de manejo de conflictos.
  • Aumenta el nivel de satisfacción con el puesto.
  • Ayuda a lograr las metas individuales.
  • Favorece un sentido de progreso en el trabajo y como persona.
  • Disminuye temores de incompetencia o ignorancia.
  • Favorece la promoción hacia puestos de mayor responsabilidad.
  • Mejora el desempeño.

Métodos y técnicas de capacitación

Conferencia. Es una exposición sobre un tema en particular en la que el conferenciante habla y el auditorio escucha.

Conferencia con participación. Es una exposición en la que el conferenciante expone unilateralmente, pero se permite que el auditorio participe con preguntas durante la conferencia o al final de la misma.

Clase formal. Es una exposición a un grupo generalmente reducido en el que se dan intercambio de ideas, preguntas, discusiones. Normalmente, la clase formal dura varias sesiones.

Capacitación en el trabajo. Se asigna a una persona con experiencia para que ayude al aprendiz a conocer el sistema o forma de realizar el trabajo, a utilizar ciertas herramientas o maquinaria, y otros procedimientos. No se saca a la persona de su ambiente de trabajo y se le pide que observe cómo se realizan las labores y que las copie.

Dramatización. Se pide a los participantes que simulen situaciones reales o ficticias para practicar las habilidades o destrezas que se pretenden lograr. Por ejemplo, se puede simular que se está atendiendo a un cliente molesto por el servicio.

Método de aprender haciendo. Consta de tres pasos y es uno de los más efectivos. El primer paso consiste en dar la información al aprendiz de cómo se realiza el trabajo. En el segundo paso, el instructor demuestra en la práctica cómo se debe realizar el trabajo y el aprendiz observa. Y por último, el aprendiz realiza el trabajo él mismo y el instructor lo corrige y retroalimenta.

Rotación de puestos. Consiste en rotar al personal dentro de la empresa de un puesto a otro durante un tiempo, a fin de que conozca las diferentes funciones dentro de la organización. Antes de asumir un nuevo puesto se le instruye sobre sus funciones.

Estudio de casos. Se entrega a los participantes una descripción escrita de una situación real o ficticia para que la estudien y discutan entre ellos con el fin de diagnosticar el problema y plantear alternativas de solución.

Métodos audiovisuales. Consiste en la utilización de películas, videos, diapositivas, etc., para sustituir temporalmente al instructor. Las personas escuchan y/o ven el material que ha sido grabado previamente. Economizan tiempo y recursos.

Es muy importante no programar los cursos de capacitación cuando la carga de trabajo es muy alta o cuando el grupo está desempeñando un trabajo especial que le pueda impedir asistir. Lo mismo con respecto al horario. En cuanto a la duración del curso, es necesario considerar además los contenidos por cubrir y el nivel de profundidad deseado.

Es importante amortizar el costo de un programa de capacitación impartiéndolo a tantas personas como sea posible siempre y cuando el curso cubra sus necesidades de entrenamiento. Sin embargo, hay que cuidarse de cometer el error más común en este paso que es capacitar a todo el mundo, independientemente de si lo necesitan o no. Esto hace muy costosos los programas de capacitación, además de que los participantes se pueden desmoralizar porque el curso no satisfizo sus necesidades reales.

El éxito de un curso de capacitación depende en gran medida del buen papel que desempeñe el instructor, de su experiencia, conocimientos y habilidades para conducir el aprendizaje del grupo.

Recuerda que lo más importante es que los participantes apliquen en su trabajo cotidiano los conocimientos y habilidades adquiridos en el curso. Esa es la verdadera evaluación. Por esto, podemos pensar en el seguimiento como una última etapa del proceso de capacitación.

*Con información de Nacional Financiera.