Dale un giro a tu negocio con una nueva flotilla


Las Pymes puedes encontrar en el arrendamiento una buena opción para adquirir un vehículo nuevo para carga, ventas o transporte de personal
JESÚS ARTEAGA

Muchas de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) transportan sus productos en pequeñas camionetas o hasta en autos particulares.

Para el desarrollo y crecimiento de tu negocio, es necesario invertir en una flotilla. Este tipo de vehículos utilitarios están hechos para ser una herramienta totalmente de trabajo.

El principal beneficio de este tipo de unidades es que mejoran la operación de las empresas. Lo que se traduce en negocios más productivos y competitivos.

Los empresarios que invierten por primera vez en una flotilla o la renuevan, tendrán dos ventajas contundentes: un gran impacto en el servicio a clientes e incrementarán su capacidad de distribución.

Además, transitar con un vehículo de estas características totalmente adecuado con el logo de tu empresa o producto, te dará status y publicidad extra. Hoy en día, las armadoras ofrecen grandes ventajas para las Pymes.

El arrendamiento

Como una alternativa que reporta atractivos beneficios fiscales y, al mismo tiempo, permite un mejor manejo de sus flujos de efectivo, el arrendamiento puro en materia automotriz es un tema que vale la pena explorar.

El esquema –también conocido como leasing puro- no es nuevo, pero en los últimos tiempos ha tomado mayor relevancia frente a las imposiciones fiscales en vigor y las necesidades de los empresarios de eficientar el manejo de sus recursos económicos y materiales.

Si es este su caso, lo invitamos a explorar esta opción que le permitirá resolver el tema de transportación de bienes o personas en su empresa, concentrase en el núcleo de su negocio y tener una flotilla vehicular moderna con plazos de arrendamiento que van desde los seis hasta los 36 meses.

Aunque muchas empresas –sobre todo las de tamaño grande- conocen de cerca los beneficios del leasing automotriz, las compañías medianas y pequeñas son, por mucho, uno de los sectores que más pueden beneficiarse de esta propuesta.

“Permite al pequeño y mediano empresario allegarse de bienes productivos sin tener que desembolsar una gran inversión. Además, tiene interesantes ventajas fiscales”, explica Sergio Centeno, director general de PC Rent, empresa orientada al leasing automotriz y de equipo de cómputo.

Y es que el gasto derivado de una operación de leasing, es totalmente deducible de impuestos y a al no contabilizarse como un activo fijo para su negocio, no paga Impuesto al Activo siempre y cuando sean considerados autos utilitarios.

Además, el bien en cuestión –en este caso un auto- no se registra como un pasivo para su empresa, lo que le permite eficientar el manejo de sus líneas de crédito.

“En este modelo, tú arrendas un bien productivo y pagas como contraprestación una renta, la cual es 100% deducible para efectos fiscales y no impacta en tus estados financieros desde el punto de vista de activos. Algo importante, es que no tienes que llevar controles fiscales para determinar la depreciación de tu bien, porque recibes tu factura por el concepto de renta al mes y la llevas al gasto operativo”, detalla Centeno.

Pero hay más ventajas. De acuerdo con Centeno, el leasing puro en materia automotriz, permite mejorar significativas en la estructura financiera del negocio, pues al contar con rentas fijas por el tiempo contratado, el empresario puede hacer proyecciones de gastos a más largo plazo sin correr mayores riesgos de cambio.

A esto se suman otros factores clave, como por ejemplo el hecho de que el gasto de seguro, tenencia y placas de su flotilla, se puede incluir en la renta mensual o considerarse como un pago extraordinario anual y, que al término de su contrato, puede contar con la renovación de su flotilla.

Finalmente, recuerde que si bien el leasing es una alternativa atractiva al tema de deducibilidad de impuestos y flujo de efectivo, requiere un análisis para determinar con qué empresa va a contratar, por qué plazos y bajo qué condiciones.

Pida asesoría. Por ningún motivo, se quede con dudas y, si es necesario, medítelo algunos días o pida consejo a otros empresarios que hayan optado por el camino del leasing.

Ford México

Fiesta Ikon como vehículos ligeros , y F-150 vehículos medianos y F-350, F-450 y F-550 a gasolina o diesel. También se incluyen Transit de carga, de pasajeros e incluso en versión chasis que son utilizados para montar cajas secas o refrigeradas. El precio varía en función del vehículo que se necesite, sin embargo son accesibles con los esquemas para su adquisición.

Daimler Financial Services México

En cuanto a pequeñas unidades de reparto, cuentan con el modelo Sprinter, es una van con un volumen de carga de hasta 17 m3, carrocerías de 4 distintas longitudes y 3 alturas del techo. El costo dependerá de las características del vehículo, de acuerdo a la configuración que la empresa requiera, así como del tipo de financiamiento elegido.

General Motors

Aveo es el vehículo más vendido para flotillas y por el lado de vehículos comerciales el Tornado y Silverado 1500. Para el precio se tendrían que evaluar las necesidades del cliente y entender cuál sería el giro y el uso que se le daría a los vehículos. En función a eso es posible dar un estimado del costo.

Renault

Kangoo ofrece una capacidad de carga superior a los 800 kilos. El costo-beneficio por kilómetro es de 80 centavos por peso. Es un automóvil totalmente cerrado, y por lo tanto, la carga está protegida. Tiene un área donde se puede rotular y eso hace que la imagen del negocio se vea mucho más.

Volkswagen

Saveiro es una pequeña pick up con un motor de 4 cilindros a gasolina. Una de sus características más atractivas es su motor de 1.6L de inyección electrónica multipunto. el cual obtiene el mejor rendimiento de su segmento: 18.5 km/l.

Amarok es una pick up mediana con una motorización turbo diesel de 122 caballos de fuerza, con tracción 4×2 o 4×4.