Aplica gobierno corporativo en tu empresa

Cada vez son más las Pymes que se atreven a tener mejores procesos de gestión de riesgos y ser más eficientes en la toma de decisiones
ÉRICK CARRASCO

¿Porqué fracasan algunas de las empresas familiares? Expertos coinciden en un aspecto fundamental: la falta de equidad en la toma de decisiones.

Para evitar un cierre, el gobierno corporativo es una solución al alcance de cualquier empresa, no sólo las grandes pueden hacer uso de este esquema.

El gobierno corporativo se refiere a las estructuras y procesos para la dirección y el control de las compañías. Se ocupa de las relaciones entre la alta gerencia, la junta directiva, los accionistas controladores, los accionistas minoritarios y otras partes interesadas. El buen gobierno corporativo contribuye al desarrollo económico sostenible al mejorar el desempeño de las compañías e incrementar su acceso al capital externo.

Según datos de la consultora Deloitte, puede ser la clave para evitar que sólo dos de cada 10 empresas familiares sobrevivan a una tercera generación. En México, el 30% de las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores son familiares, lo cual implica que todavía hay potencial para que este tipo de compañías ganen terreno en el mercado mexicano a través de la implementación de una estructura corporativa.

"El gobierno corporativo es una ventaja competitiva que no es exclusiva de las grandes empresas, ni un tema que se limita al cumplimiento de obligaciones, es una mejor práctica que promueve la buena salud del negocio, y por ende, puede mejorar la imagen en el mercado y atraer nuevas inversiones o financiamientos", señala la tercera edición del estudio anual de mejores prácticas de gobierno corporativo de Deloitte.

El estudio arroja que temas como la estrategia, liquidez y administración de riesgos son los tópicos en que más se han concentrado los consejos de administración; mientras que las compensaciones ejecutivas, integración de los consejos y planes de sucesión son los temas menos abordados.

Daniel Aguiñaga, socio de Gobierno Corporativo Deloitte señala que la cultura del emprendimiento va en camino a la propuesta de empresas cada vez mejor constituidas desde su inicio.

"El emprendedor ahora tiene una idea y comienza a estructurar el negocio porque sabe que el contar con un órgano de dirección ordenado para la empresa es una ventaja sobre sus competidores, las figuras más básicas son un consejo consultivo cuando se trata de empresas privadas y un consejo de administración (con accionistas y consejeros) cuando las empresas quieren salir a Bolsa", detalla.

Las principales funciones del gobierno corporativo según Deloitte son:

  • Transparencia: Asegurar la revelación exacta y puntual de cualquier tema, incluyendo: situación financiera, desempeño y propiedad.
  • Responsabilidad corporativa: Reconocer los derechos de todas las partes legítimamente interesadas. Estimular la cooperación entre las organizaciones y los accionistas para la creación de riqueza, empleo y sustentabilidad.
  • Equidad: Proteger los derechos de los accionistas y/o propietarios.
  • Rendición de cuentas: Informar los resultados de la operación del negocio, con base en los deberes y responsabilidades asignadas.

Una tendencia

El gobierno corporativo es para las empresas que quieren mejorar y trascender, desde las que producen las micro que producen jabón líquido, hasta las cadenas hoteleras y los grandes corporativos.

“Es es una tendencia que se encuentra marcada en el último lustro para que las pequeñas y medianas empresas cuenten con un camino al éxito y a la permanencia en el mercado nacional, señaló Marisol Ruiz Rojas, socia de Asesores de Consejo y Alta Dirección (ACAD).

“El empresario aunque tenga el ADN para hacer negocios ahora debe contar con personal de apoyo para tomar las decisiones de crecimiento que se necesitan, en este camino es lo que demuestra la valía del personal y el consejo que tienen para la empresa y el empresario”, concluyó.

Los beneficios

  • Fortalecer la relación entre los directores y  los accionistas (o acreedores)
  • Contribuye a la permanencia y continuidad de la empresa. Los consejos ayudan a construir estrategias de sucesión para que el negocio pueda prevalecer aún cuando el fundador decide retirarse.
  • Permite enfocarse en iniciativas estratégicas para generar crecimiento, valor patrimonial y disminución de riesgos operativos.
  • Promueve una visión independiente para facilitar mayor transparencia, eficiencia y seguridad en la empresa.
  • Proporciona esquemas de ley para mitigar el temor del propietario a perder el control.
  • Fortalece la armonía y equidad en la relación familia-empresa.