E-commerce, ¿para Mipymes?


En México sólo 10% de estos negocios se atreve a incursionar en este mercado, que ya no es nuevo, pero sí poco explorado
CARLOS E. MARTÍNEZ*

Hace algunos días encontré en Internet una nota que llamó mi atención. En ella se hablaba sobre la poca interacción que tienen las Mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas) mexicanas con el comercio electrónico, y del temor generalizado a no tener éxito por la creencia errónea de que sólo las grandes corporaciones pueden conquistar el mercado digital.

Es más, de acuerdo con el Instituto Nacional de Emprendedores (Inadem), sólo 10% de Mipymes se atreve a incursionar en este mercado, que ya no es nuevo, pero sí poco explorado, pese a que en México las compras a través de Internet sumaron 79 mil millones de pesos al cierre de 2012, 45% más que el año anterior, y a pesar de que en México hay más de 45 millones de internautas, según la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

¿Por qué sucede esto, si Internet y el comercio electrónico permiten a emprendedores y pequeñas empresas acceder a un enorme mercado potencial? La respuesta no es sencilla, pero considero que las principales limitantes que tienen los mexicanos para vender en Internet son el poco conocimiento de las formas de pago existentes, y la desconfianza de los usuarios a proporcionar sus datos, por miedo a ser víctimas de algún tipo de estafa o robo de identidad.

Además, en el país aún tenemos una baja penetración de la banda ancha, lo que dificulta el buen manejo de una plataforma basada 100% en la web, pues de los millones de usuarios de Internet en México, realmente muy pocos cuentan con la velocidad necesaria para navegar sin interrupciones.

Para algunos comerciantes, estas limitantes son razones suficientes para decidir no arriesgarse a vender en un medio que no entienden del todo. Sin embargo, aprender a competir en el mundo de las ventas por Internet será cada vez más importante para tener éxito en los negocios, a pesar de nuestros miedos y dudas.

Para empezar, los medios de pago, ya no tienen que ser un dolor de cabeza. Hoy existen opciones en el mercado muy fáciles de contratar y de instalar, avaladas por empresas serias y con respaldo, que brindan diferentes formas de pago, así como opciones antifraude y de seguridad de alta calidad. Una de las más reconocidas es la plataforma de PayU Latam, por ejemplo.

Respecto a la desconfianza en cuanto a proporcionar datos por Internet, es saludable tener una buena dosis de ella, pero sin que nos detenga de comprar o vender por Internet. Basta tener un mínimo de cuidado y revisar que las tiendas en línea tengan su aviso de privacidad que cumpla con la Ley de Protección de Datos, que tengan un soporte de servicio al cliente adecuado (con un teléfono que funcione), que tengan certificados de verificación o avales de asociaciones reconocidas, que los carritos de compra funcionen en conexiones seguras https (busque el candadito en la ventana de su navegador), entre otros detalles.

En cuanto a la banda ancha, poco podemos hacer. Mi consejo sería que su tienda en línea se mantenga sencilla, y sin demasiados requerimientos técnicos para que la gente pueda verla. Piensen también en versiones móviles, porque muchos buscan productos y servicios mientras están en el auto, por ejemplo, atrapados en el tráfico.

Sin duda algunas, tanto las Mipymes pueden impulsar el mercado del e-commerce –así como hacen con el laboral, pues actualmente generan siete de cada 10 empleos, según la Asociación de Bancos de México (ABM)– como el e-commerce se puede volver el motor del crecimiento de estas empresas, que hoy ya representan el 70% del Producto Interno Bruto del país. Adicionalmente, cabe destacar que el gobierno federal está desarrollando una política pública que permita abatir las limitantes que tienen los emprendedores y las pequeñas empresas en materia de comercio electrónico.

No olvidemos que, en México, el despegue del comercio electrónico aún está por suceder en los siguientes uno o dos años, y quienes apuesten por esta tendencia, podrán cosechar frutos muy rentables. Vale la pena animarse.

cmartinez@buscapecompany.com

*Gerente general región norte de Buscapé Company