¿Ha muerto el antivirus?

Las provocadoras declaraciones de Brian Dye, vicepresidente de Symantec, afirmando que el antivirus ha muerto sorprendieron tanto como inquietado a empresas, particulares y a la propia industria. Cada día, G Data Security Labs registra más de 8 mil tipos de nuevo malware. La rapidez y las tecnologías implicadas en dar respuesta a estas amenazas contribuyen dos factores cruciales a la hora de combatir las amenazas informáticas. Los antivirus basados exclusivamente en firmas hace tiempo que dejaron de ser útiles.

Las soluciones de antivirus modernas combinan tecnologías proactivas y reactivas para bloquear el malware nuevo y desconocido. Ralf Benzmüller, responsable del laboratorio de investigación de G Data, piensa que las soluciones antivirus están más vivas que nunca.

Los fabricantes de antivirus como G Data llevan años desarrollando e integrando diferentes procesos en sus soluciones para poder hacer frente a las amenazas desconocidas y evitar la explotación de las brechas de seguridad del software. Esto ha dado lugar a sistemas que combinan tecnologías reactivas basadas en firmas y defensas proactivas con defensas capaces de cerrar automáticamente las brechas de seguridad de los programas informáticos.

La seguridad corporativa, un concepto holístico

Es un hecho que la protección eficaz a las infraestructuras TI requiere combinar tecnologías y conceptos, entre ellos la encriptación de datos valiosos y sensibles, el firewall, sistemas que permitan el cumplimiento de las políticas de la empresa o la gestión de dispositivos móviles.

“La protección de las redes corporativas constituye un desafío complejo. Pero las soluciones antivirus juegan un papel esencial como parte de una estrategia de defensa que debe combinar varias capas de elementos”, afirma Ralf Benzmüller.

¿Qué pasa con los usuarios particulares?

De acuerdo a los expertos en seguridad de G Data, si nos ceñimos a los usuarios particulares las soluciones de antivirus son el componente más importante para evitar que se conviertan en víctimas de los cibercriminales. “En el caso del usuario particular el punto de partida es diferentes y aquí no es necesario proteger grandes redes descentralizadas que combinen diferentes sistemas operativos contra ataques internos y externos”, afirma Benzmüller. “Para los usuarios particulares, la protección antivirus es el componente más importante cuando se trata de proteger los PC’s contra los ataques actuales”.