Controla el consumo de energía de tu empresa

En general, los ejecutivos afirman que en sus empresas, los controles regulares sobre el uso de energía no son lo más común, ya que no hay sistemas de gestión energética: sólo 18% de los ejecutivos asegura que su empresa tiene estos sistemas.

Esto es un tanto distinto en el caso de la industria automotriz, el único donde casi 50% (el 46%, para ser exactos) reporta contar con un sistema de gestión energética interna. La industria que menos reportó tener este control regular fue las textil (13%), donde los ejecutivos no identifican contar con estos sistemas. Asimismo, la mayoría de las empresas (67%) no ha realizado un diagnóstico sobre el uso de energía en sus instalaciones en el último año. En general, lo que vemos es que hay una incipiente cultura de la prevención.

Medidas de ahorro de energía

En la mitad de los casos, los ejecutivos reportan que sus empresas sí están adoptando medidas de ahorro. Principalmente acerca de cómo utilizar lámparas ahorradoras (40%), apagar equipos cuando no se estén utilizando (23%) y renovar y cuidar equipos industriales (18%).

Llama la atención, sin embargo, que no suelen referirse a otras medidas igualmente sencillas, como el evitar la impresión de documentos que no son indispensables o imprimir en una hoja por ambos lados; tampoco se menciona el ahorro de energía en aires acondicionados o el cuidado de enchufes y contactos de luz. No obstante, sin duda es una buena noticia escuchar que comienzan a tomarse medidas específicas de ahorro de energía. De nueva cuenta es en la industria automotriz donde los ejecutivos reportaron de manera mayoritaria el uso de estas medidas (78%) y la textilera (41%) donde menos lo hacen.

Cabe destacar que el uso de energía solar es una medida que apenas comienza a ser utilizada: se da sobre todo en las industrias automotriz y de alimentos y bebidas. Si bien ésta es una nueva medida, hace un año se inició una campaña -por parte de la Secretaría de Energía- para promover el uso de celdas solares e instalar un sistema fotovoltaico que trabaje de manera alternativa al de la Comisión Federal de Electricidad -aun cuando es primordialmente para uso doméstico, por el momento-, pero hay que considerar como una posibilidad cada vez más real que esto comience a funcionar también para el mundo de las corporaciones de negocios.

¿Sirven las medidas de ahorro de energía?

A pesar de que los ejecutivos reconocen la importancia de las medidas de ahorro de energía, cuando se trata de identificar cuánto han ahorrado a partir de su implementación, esto no queda muy claro. Si bien los ejecutivos consideran que sirven mucho o algo (57%), pocos identifican en realidad los montos, ya que, en primer lugar sólo el 9% de los ejecutivos entrevistados reconoce que ha habido un ahorro, mismo que en promedio se calcula en alrededor de 300 mil pesos anuales en el consumo de energía.

Lo anterior podría explicarse a razón de quién se hace cargo de ejecutar las medidas de ahorro de energía, que pueden no estar realizando un seguimiento puntual del impacto de dichas medidas: en su mayoría, los ejecutivos delegan en el área de mantenimiento (45%) que se lleven a cabo dichas medidas, mientras que en un lejano segundo lugar está el área de producción y operaciones (12%). Sólo en 11% de los casos los ejecutivos reconocen ser ellos mismos quienes concretan las medidas de ahorro de energía en sus empresas.

En conclusión

El ahorro de energía comienza a ser ya un tema de atención entre los ejecutivos de distintas industrias. Por ahora, todavía se nota que es una práctica nueva y que aún no se reconoce su impacto plenamente en los costos de operación de la empresa. Es también evidente que algunas industrias, como la automotriz, cuyos procesos dependen en mayor medida del consumo de energía, ya han comenzado a tener un mayor control sobre su uso y ahorro, e inclusive son las que comienzan a explorar el uso de energías alternativas con mayor entusiasmo. Aún hay un largo camino por explorar en el tema energético.

SIMO Consulting