4 pasos para mejorar los salarios

México cuenta con muchos recursos naturales y es líder en exportaciones en Latinoamérica. Es un país competitivo, con una posición geográfica única. En la actualidad, destaca por su inagotable capital humano. Sus habitantes son personas con grandes capacidades, las cuales han hecho de este territorio una nación dedicada a la excelencia.

La población económicamente activa, en el tercer trimestre de 2013, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), asciende a 49 millones 576 mil 734 personas. Todas forman parte del motor de las empresas, al desarrollar diferentes actividades que dictan y determinan el rumbo y crecimiento de la economía del país.

Uno de los factores de mayor trascendencia en el desempeño de los trabajadores es la remuneración que reciben por sus labores: trabajo bien desarrollado más remuneración justa y equilibrada es igual a crecimiento sostenido y desarrollo de una empresa y, por lo tanto, de México. Las empresas deben esmerarse por fortalecer esta importante fórmula.

Ahora retomemos los datos emitidos por el Banco Mundial acerca de cómo viven los mexicanos los ajustes hechos al salario mínimo:

  • 71% de los mexicanos tiene dificultad para cubrir sus gastos básicos, como comida y vivienda.
  • Sólo a 29% le sobra dinero después de liquidar sus gastos esenciales.

Esto se debe a que el poder adquisitivo de los trabajadores de menores ingresos cayó de forma considerable una vez que los productos de la canasta básica aumentaron a una tasa mayor que la canasta que se usa para medir el Índice Nacional de Precios al Consumidor.
Estos números son por demás preocupantes, ya que tanto empresarios como líderes de organizaciones no se dan a la tarea de realizar un análisis a detalle, en el cual identifiquen cuántos de los colaboradores se encuentran en esta situación y aunque para muchas empresas el comportamiento salarial es más un tema de los gobernantes del país, existen otras que comparten esta responsabilidad. ¿Cómo? con la mejora diaria de las condiciones de los ejecutivos.

Estos números son por demás preocupantes, ya que tanto empresarios como líderes de organizaciones no se dan a la tarea de realizar un análisis a detalle, en el cual identifiquen cuántos de los colaboradores se encuentran en esta situación y aunque para muchas empresas el comportamiento salarial es más un tema de los gobernantes del país, existen otras que comparten esta responsabilidad. ¿Cómo? con la mejora diaria de las condiciones de los ejecutivos.

  1. Analizar cada año los sueldos y salarios de todos los puestos que integran la organización con base en el mercado, así como en el puesto y resultados de cada persona.
  2. Establecer un programa de incentivos que se base en la productividad. No sólo el personal de ventas puede tener un sueldo variable o comisiones, todos los que hacen labores extraordinarias deben recibir incentivos.
  3. Formar al personal en cultura financiera es básico, debe incluirse en los programas anuales de capacitación. Existen consultorías que se acercan de manera general y personal a los empleados con el objetivo de abordar temas como relación entre habilidad para ganar dinero y crear riqueza, administración efectiva del dinero, aprendizaje y aplicación de buenos hábitos financieros (como ahorrar, a pesar de que no quede nada al fin de mes), cómo crear una meta financiera, elaboración de un plan financiero individual, compras inteligentes, hábitos correctos de consumo, etcétera. Establecer estos programas generará sentido de pertenencia de los colaboradores hacia la empresa y les brindará herramientas para administrar mejor su salario.
  4. Desarrollar un programa de descuentos para los empleados. Este mecanismo les permitirá ahorrar en gastos corrientes, estableciendo una alianza con empresas como laboratorios, consultorios médicos o dentales, ópticas, restaurantes o lugares de entretenimiento, para hacer válido el descuento durante su vida laboral dentro de la compañía.

IRMA FLORES RUIZ