6 consejos para optimizar el clima y la comunicación laboral

LUCÍA GABRIELA RODRÍGUEZ DOMÍNGUEZ*

Trabajar para una organización, ya sea a través de un empleo temporal, una plaza permanente o por medio de una empresa tercerizadora, conlleva la conformación de equipos de trabajo dentro de la organización, así como el desarrollo de una dinámica cotidiana de comunicación y ambiente laboral.

Los esquemas flexibles de trabajo, la coexistencia de diferentes modalidades de contratación en una misma organización, las nuevas tecnologías, el empleo a distancia y, en general las nuevas tendencias en materia de empleo, son factores que no pueden ni deben ignorarse en materia de clima organizacional y comunicación interna. La comunicación abierta y clara sobre los tipos de contrato, derechos y expectativas de cada posición, así como la claridad en la definición de objetivos y metas de la empresa apropiadamente comunicados a la fuerza de trabajo; son un factor de suma importancia para trabajar en la optimización del clima laboral.

Todo lo anterior, influye en la conducta de los empleados y se ve reflejado en términos de productividad, desempeño y satisfacción tanto de la empresa, como del personal. Por ello, he aquí algunas recomendaciones para mejorar la comunicación y el clima laboral en tu empresa:

1. El lugar de la comunicación

Evita el radio-pasillo o los chismes dejando claro cuáles con las líneas de comunicación dentro de la empresa y los canales adecuados para hacer llegar los mensajes. Utiliza la tecnología como los mensajeros instantáneos, el correo electrónico o la intranet, o sírvete de recursos como el tablero de mensajes, los sistemas de circulares corporativas, e incluso el trato persona a persona. Delimita la comunicación formal (memorándums, correos, órdenes directas) y distínguela de la camaradería y la socialización con los miembros de la empresa.

2. Hacer un diagnóstico

Una organización compuesta de jefes regañones y empleados molestos probablemente tendrá un rendimiento menor que aquella en donde el personal se siente tomado en cuenta. Por ello, es importante hacer un diagnóstico dividido en dos partes: por un lado a los jefes y directivos para determinar la configuración de la empresa y sobretodo definir objetivos. Por otra parte, examinar el área administrativo-operativa, de forma que los empleados puedan expresar su sentir sobre la empresa y que tanto la conocen. También puede resultar conveniente incluir en este diagnóstico, la satisfacción de los empleados en materia administrativa aunque se cuente una empresa tercerizadora que se encargue de dicha gestión. Estas evaluaciones permitirán tener una imagen más clara del clima en la empresa para proponer acciones de acuerdo al área de oportunidad.

3. No te olvides de la inducción y la capacitación

Estas dos herramientas te permitirán rodear al trabajador del clima laboral desde que ingresa a la empresa para que se familiarice con el trato o las prácticas que ahí se realizan. Así mismo, a pesar de que tiene conocimientos sobre el puesto que desempeñará, nunca está por demás capacitarlo brevemente y enseñarle las herramientas con las que cuenta para que su trabajo sea productivo eficiente. Cuando la contratación se hace a través de una empresa tercerizadora, suele existir mayor definición del perfil requerido para un puesto para la contratación del candidato idóneo; sin embargo, esto no exenta a la empresa de darle la debida capacitación a un nuevo miembro del personal.

4. Acepta sugerencias, quejas y opiniones

A los empleados les gusta saber que son reconocidos como los engranes que hacen funcionar a la empresa. Con el tiempo algunos trabajadores sienten que no son tomados en cuenta o notan aspectos que podrían mejorar pero no los hacen saber porque no saben el medio correcto o la forma adecuada para hacerse oír.

5. Aplica la política de puertas abiertas

Además de los buzones, una actividad que ayuda a las empresas a reafirmar la confianza y la comunicación es la “Política De Puertas Abiertas” en donde los jefes o gerentes hacen saber a sus empleados que pueden acercarse a ellos para resolver asuntos que están al alcance de sus posibilidades o de tomar en cuenta propuestas que puedan algunos aspectos dentro de la organización.

6. Realiza actividades de integración

Haz que tus empleados se interesen y participen pidiéndoles que hagan propuestas sobre actividades o planes. Alguna actividad sobre trabajo en equipo te ayudará a mantener en contacto tanto a los directivos como al personal operativo. Si no se cuenta con un departamento de comunicación interno hay consultorías que ofrecen este tipo de soluciones para lograr que todos los trabajadores tengan la camiseta bien puesta.

Con estas recomendaciones seguramente la comunicación y el clima laboral, serán un atributo positivo en beneficio de la productividad laboral y no un obstáculo a superar.

*Miembro del Comité de Comunicación de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) y Coordinadora de Comunicación en Technicon

asociacionch@amech.com.mx
www.amech.com.mx
@AMECH_
Facebook