Ruido de oficina, enemigo de la productividad

Estudios han demostrado que la productividad se reduce hasta en un 40% debido a los bloqueos mentales que surgen cuando las personas cambian de una actividad a otra. De ahí la importancia de mantener la concentración y evitar las distracciones, pues éstas —además— afectan la calidad del trabajo.

Llamadas telefónicas, reuniones no programadas y mensajería instantánea son algunas de las actividades que más detienen la productividad. Pero no sólo eso, de acuerdo a Betzabeth Romero, directora de Jabra en México, se pierde más del 66% de la productividad a través de ruidos accidentales en la oficina, como las charles de los compañeros y los ruidos comunes de una oficina.

Es por eso que muchos bloquean estas distracciones con audífonos y música. Según Romero, aproximadamente el 70% de todos los trabajadores de oficina trabajan en oficinas abiertas y muchos de ellos utilizan auriculares con música para cancelar el ruido.

“Sin embargo, esto no es una solución viable. Mientras bloquear el paso de los sonidos con música puede ayudar, tendemos a reproducir el tipo equivocado de música en el intento de bloquear a nuestros compañeros”, menciona.

Es un hecho conocido que la música con letra reduce aún más la productividad, pues es cerebro humano no puede procesar tantas voces al mismo tiempo (aquí te recomendamos música que sí es recomendable para trabajar). Julian Treasure habla de esto en una charla para TED titulada “4 formas en que el sonido nos afecta”. Según Treasure sólo podemos seguir 1.6 conversaciones al mismo tiempo.

“Mientras escribes”, dice Romero, “tienes una conversación en tu cabeza más 0.6 de las letras de la canción que escuchas en tus auriculares. O —lo que ocurre más a menudo— se posiciona la música por encima de su trabajo. Así que, en esencia, si usted está escribiendo y escuchando música al mismo tiempo, sólo estará escuchando el 0.6 de tu propia voz. Eso no suena muy productivo, ¿o sí?”

No obstante, las oficinas abiertas no van a desaparecer, a pesar de que reducen la productividad casi dos tercios, en comparación con un entorno silencioso. Por lo cual entramos en un dilema.

Escuchar música a través de los auriculares simplemente coloca una capa de ruido en un ambiente ya ruidoso, pues tampoco puedes deshacerte de tus compañeros.

Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto?

“En primer lugar, si usted tiene un problema con el ruido en su oficina, tiene necesariamente que discutirlo”, siguiere Romero. “El ruido es malo para su salud, su cordura y los negocios. Es probable que, si el ruido le molesta, también moleste a otros”.

Y es por eso que la especialista siguiere algunos cambios en el medio ambiente que pueden disminuir el ruido y así mejorar el entorno de trabajo.

  1. Idealmente, la copiadora, la nevera y la máquina de café deberían tener sus propias salas. La maquinaria ruidosa representa gran parte del ruido en la oficina moderna, sobre todo debido a su entorno social. Un enfriador de agua o una cafetera estimulan la conversación. Eso significa que todo el mundo cercano alcanza a escuchar muchas conversaciones cada día y como tan sólo podemos hacerle frente a 1.6 conversaciones a la vez, es un montón de ruido molesto que influye en la productividad. Mueva los equipos y áreas ruidosas, lejos del área de trabajo de las oficinas abiertas.
  2. Lo que ves es lo que te interrumpe. Ofreciendo pausas naturales en tu campo de visión, como estantes o mamparas, por ejemplo, puede bloquear un poco de ruido, pero lo más importante es que bloquea algo del ruido visual: las personas en constante movimiento de un lado a otro. Esto es muy eficaz, ya que de repente se concede un toque de aislamiento y esto hace una gran diferencia en la productividad, ya que limita la esquizofonia causada por la información visual que recibe su cerebro.
  3. Como alternativa a la música, los auriculares con cancelación de ruido ofrecen un filtro para los sonidos. Mientras que la cancelación de ruido pasiva bloquea el ruido ajustándose fuertemente a sus oídos, la cancelación activa de ruido ofrece ondas de sonido propias que anulan los sonidos del entorno, ofreciendo esencialmente un completo silencio. De hecho, es muy eficaz. De los diversos tipos de auriculares, algunos permiten recibir llamadas y escuchar música, algunos incluso tienen una luz de ocupado, por lo que sus vecinos circundantes estarán conscientes de sus necesidades de aislamiento.
  4. Luego, están tus colegas. Como se mencionó anteriormente, si el ruido te molesta, es probable que moleste a tus colegas también. Así que, tal vez puedes llegar a un acuerdo: no hablar en la oficina después del almuerzo, las reuniones de escritorio pueden celebrarse en otra habitación, las conversaciones telefónicas largas se deben tomar fuera de la oficina, por ejemplo. Llega al tipo de acuerdo que se adapte a tu equipo. Les prometo que su productividad aumentará, así como el sentimiento de respeto por los compañeros de trabajo.
  5. Si todo lo demás falla, debes tener un lugar para escapar: tu casa, una cafetería o la biblioteca. Ten en cuenta, sin embargo, que esto no es una solución que resista la prueba del tiempo. Trabajar fuera del sitio de trabajo es sólo para aquellos momentos en los que realmente necesitas enfocarte y no debería ser una necesidad diaria. Si es así, será necesario implementar una o más de las anteriores, o puedes terminar poniendo en riesgo tu salud.