6 pasos para el fracaso empresarial, lecciones de WorldCom y Nortel

El fracaso empresarial significa que una compañía no está en la capacidad de cumplir con sus obligaciones, por lo mismo no tiene la capacidad de sostenerse por sí misma. De acuerdo con un estudio sobre el colapso de dos gigantes de las telecomunicaciones, WorldCom y Nortel, se descubrió que existen 6 factores, principales, que pueden hacer fracasar a una empresa.

Primero el contexto, WorldCom fue la mayor quiebra en la historia de Estados Unidos cuando se presentó en julio de 2002 con 35 mil millones de dólares de deuda, mientras que Nortel Networks una vez fue el centro neurálgico de la industria de tecnología de Canadá antes de que se fue a la quiebra en 2009 tras un escándalo de contabilidad.

De acuerdo con Loizos Heracleous, de Warwick Business School, y Katrin Werres, Analista Senior en Google Industria, encontraron que en los dos casos se pueden rescatar algunas lecciones valiosas para las empresas o como ellos lo llamaron: 6 factores que condujeron al desastre.

"Hemos identificado seis factores interrelacionados de desalineación estratégica, que pueden conducir al fracaso empresarial si no se controlan”, destacó Heracleous.

El documento en el camino a desastres, se enumeran e identifican pueden llevar al fracaso empresarial.

Factor 1 : liderazgo ineficaz y un directiva pasiva

Factor 2: Una estrategia de crecimiento agresivo, por ejemplo a través de la adquisición, o sobre las inversiones ambiciosas, financiadas con crédito fácil y acciones sobrevaloradas.

Factor 3: Mala ejecución de la estrategia Lax (por ejemplo con una insuficiente integración post-fusión).

Factor 4: Los desajustes a nivel de organización en la duplicación de procesos que conducen a la ineficiencia, al igual que la reducción de personal conduce a la pérdida de personas con talento.

Factor 5: Otro desajustes a nivel de organización, es cuando el trabajo se convierte en algo improductivo y hacia dentro de la organización se buscan competencias básicas que debilitan a la empresa.

Factor 6: Estrategia y competencias básicas que no están alineadas con los requerimientos del entorno competitivo, lo que lleva al fracaso.

WorldCom, construido a través de adquisiciones rápidas, acumuló 41 mil millones de dólares en deudas. Fundada en 1983 como LDDS Comunicaciones, se convirtió en la segunda mayor compañía de larga distancia del país y el mayor gestor de datos de Internet.

Pero en 2000 la industria de las telecomunicaciones estaba en declive y se descubrió que WorldCom estaba encubriendo sus pérdidas, inflando sus activos totales por unos 11 millones de dólares, convirtiéndose en el mayor fraude contable en la historia de Estados Unidos cuando se fue a la quiebra en 2002.

"Un análisis de caso de WorldCom indica tres principales áreas interconectadas de desalineación, en primer lugar, entre la estrategia y la organización, debido a la expansión agresiva y la insuficiente integración de las empresas adquiridas. En segundo lugar, la desalineación interna debido a la cultura corporativa problemática y las prácticas de recursos humanos. En tercer lugar el liderazgo ineficaz”, dijo el profesor Heracleous.

Desde 1999 a 2000 Nortel tuvo un valor de casi 300 mil millones de dólares y empleó a más de 90 mil personas en el mundo, pero un escándalo contable la obligó a pedir un crédito de apoyo por 750 millones de dólares al Gobierno de Canadá en 2003 y luego la crisis financiera en 2007-2008 tuvo que declararse en quiebra en 2009.

"Con Nortel tres áreas principales de desalineación pueden ser identificados como los más importantes, en última instancia conduce a su caída. En primer lugar, una falta de alineación entre la estrategia y el medio ambiente; en segundo lugar, una falta de alineación entre la estrategia y las competencias; y en tercer lugar, un desajuste que afecta a todos los niveles de la organización. Al igual que los factores externos de la industria contribuyeron al fracaso final de la empresa”, añadió Heracleous

En ambos casos, los tres factores iniciales, seguidas por las decisiones estratégicas indebidamente arriesgadas y luego por aplicación laxa , sentaron las bases para el fracaso.

El fracaso empresarial no debe entenderse simplemente como el resultado de una sola acción equivocada como el fraude contable, o una sola decisión estratégica como una adquisición malograda.

Para Heracleous, los seis factores demuestran que el fracaso empresarial es un proceso que se va desarrollando.

Los hallazgos del estudio apuntan a que los ejecutivos de alto nivel deben tener un enfoque de vuelta a lo básico. También recuerdan el papel crucial que juega el liderazgo, los límites y los peligros de las estrategias de crecimiento agresivas.

Las estrategias pueden llegar a ser una piedra alrededor del cuello de las organizaciones si el ambiente se vuelve amargo y si, mientras tanto, se ha acumulado una deuda sustancial, que no pueden dar servicio una vez que los precios de desempeño y las acciones bajan, es algo mucho peor"

El estudio muestra que una estrategia arriesgada o mal ejecutada, es una receta para el fracaso. Primero porque conduce a desajustes organizacionales que poco a poco se extienden y ponen a las empresas en una posición muy comprometedora, de la que es casi imposible de recuperar.

"Ser consciente de estos factores de riesgo y evitarlos es esencial para los líderes y los consejos de administración".