4 tips para conseguir trabajo cuando no tienes experiencia

Conseguir tu primer empleo después de graduarte o hacer un cambio de carrera es todo un reto, pero no una misión imposible. Ya sea que en tu currículum el espacio designado para la historia laboral esté vacío o la experiencia que tienes esté relacionada con el puesto que te interesa, puedes optar por algunas alternativas para destacar tus cualidades y venderte como un buen candidato.

A continuación, te presentamos cuatro recomendaciones para lograrlo:

1. Continúa tu educación

Dependiendo del empleador, la educación puede ser uno de los factores primordiales al considerar las aptitudes de un candidato. Según la industria en la que te encuentres, esto puede significar terminar tu carrera, titularte o incluso, considerar un curso, diplomado o maestría en determinada área.

2. Realiza prácticas profesionales

Sí, es muy probable que no recibas un sueldo a cambio de realizar prácticas profesionales, pero aún así es una buena oportunidad para adquirir experiencia y hacerte presente.

Es muy probable que si se abre una vacante, consideren a quienes ya están dentro de la compañía antes de hacerla pública, a los empleadores les gusta contratar y promover al talento interno, además de recompensar el esfuerzo. Incrementa tus posibilidades y durante tus prácticas, destaca por tu disposición y entusiasmo.

3. Usa tu red de contactos

Quizá el familiar de un amigo trabaja en una empresa que te parece interesante y puede hacerte saber cuando busquen candidatos. Tus conocidos pueden ser una gran vía para enterarte de oportunidades de empleo, mantente alerta y, cuando puedas, haz lo mismo por ellos.

4. Toma el riesgo

Incorpora tus intereses, enfatiza tus habilidades y destaca tu capacidad para aprender y crecer. A veces los empleadores valoran más este entusiasmo e interés que tu historia laboral. Si encuentras el puesto de tus sueños, trabaja duro hasta obtenerlo.

TE RECOMENDAMOS: