¿Cómo identificar a un mal jefe en la entrevista de trabajo?

0

Una de las cosas más importantes para tener una felicidad en el área laboral es tener buena relación con el jefe. Al buscar una nueva oportunidad laboral, tenlo en cuenta y pon mucha atención a la forma en que te sientes con quien podría ser su próximo jefe desde la entrevista laboral

BETTY ENCINALES*

Una de las cosas más importantes para tener una felicidad en el área laboral es tener buena relación con el jefe. Al buscar una nueva oportunidad laboral, tenlo en cuenta y pon mucha atención a la forma en que te sientes con quien podría ser su próximo jefe desde la entrevista laboral.

Al acudir a una entrevista, lo más probable es preocuparte por demostrar que eres el candidato ideal para la posición, pero también es tu oportunidad para saber si en realidad te gustaría trabajar en esa empresa y con esa persona. Deberás evaluar qué tipo de preguntas formular para entender su estilo de liderazgo o si existe alguna señal de alerta a considerar antes de aceptar alguna oferta.

“La razón principal por la cual las personas dejan su trabajo son la discordia que existe entre una cultura empresarial, que no encaja con la del empleado, o también un jefe que los lleva a pegarse contra la pared y salir corriendo”, dice John Lees en su libro How to get a job you love. Es cierto que uno jamás podrá saber cómo será la dinámica de trabajo con un nuevo jefe hasta que labore con él, pero también es cierto que en el proceso de entrevistas debes hacer preguntas para conocer un poco más sobre la persona y lo que espera de sus subordinados.

A continuación, compartimos algunos consejos para identificar a un buen o un mal jefe.

1. Piensa para quién te gustaría trabajar

Lo primero es tener claridad: ¿Qué tipo de jefe buscas? ¿Uno que te de independencia para trabajar o que te guíe? Esta clase de preguntas pueden ayudar a establecer un criterio durante la entrevista y evaluar correctamente al que podría ser tu próximo jefe.

2. Prepara tu cuestionario

Piensa en buenas preguntas para entender qué tipo de jefe es. Una entrevista es un proceso de dos partes, tanto para identificar a el mejor candidato como para saber si la persona podría sentirse cómoda en ese lugar. Las preguntas deben formularse de forma que el jefe potencial pueda visualizarte haciendo el trabajo. Por ejemplo: “¿Podría aprender esto?” “¿Qué espera de mi en los primeros seis meses?” “¿Cómo le gusta a usted que sus empleados trabajen?”.

3. Investiga más sobre la empresa

Lo tercero es hacer la tarea de investigar con anterioridad la cultura de la empresa si es una cultura formal o informal. Prepararse muy bien para la entrevista es un factor muy importante. Lee la página web de la empresa, investiga la competencia, los productos y servicios que ofrecen. De ser posible, investiga sobre la persona que va a entrevistarte, busca artículos que ha escrito o publicado, información que puedas encontrar en Google, LinkedIn y Twitter que te indique algo sobre su personalidad, relaciones profesionales e intereses.

Otro factor importante es la rotación de personal. Cuando los empleados cambian frecuentemente, es señal de problemas. Para indagar un poco más al respecto puedes recurrir a personas en la empresa.

Si obtienes el puesto, también puedes proponer conocer a los tus posibles colegas y preguntarles sobre aspectos positivos y retos que han tenido que afrontar.

4. Confía en tus instintos

Algunas veces nos olvidamos de lo que en realidad buscamos en nuestro próximo trabajo por el afán de conseguir una nueva oportunidad. Es importante preguntarnos si existió buena química en la entrevista o no, si es una persona con la que te gustaría trabajar o se percibe como alguien difícil. A veces nuestra voz interior conoce claramente si existe o no una buena energía. Observa y reflexiona cómo eres tratado en esa entrevista , la calidad de información dan y si respetan tu tiempo o escuchan lo que tienes que decir.

*CEO Becruit Recruitment & Entrepreneur

TE PUEDE INTERESAR: