6 formas de incentivar la productividad en tu empresa

Aumentar la productividad siempre es una prioridad para las empresas. Lograr este objetivo depende directamente de su adaptación a los cambios en la forma de trabajar, el sitio en el que se desempeña, la forma en que dirige su crecimiento, así como las condiciones que brinda a sus trabajadores.

El cambio cultural que siguen actualmente los lugares de trabajo obliga a las compañías a sumarse una nueva ola, ya que las personas buscan algo más sustancial en su vida laboral y de éstas depende brindarlo o seguir el modelo antiguo que desmotiva a los empleados.

Fomenta los siguientes hábitos y la productividad de tu empresa crecerá de forma significativa:

Haz networking tres veces por semana

Una de las ventajas de trabajar en un ecosistema colaborativo es estar rodeado de profesionales de distintas áreas. Tres días a la semana bastan para interactuar con los emprendedores que están en las oficinas de al lado. Considera que 50% de los miembros que eligieron esta forma de trabajo hacen negocios entre ellos. La comunidad es un recurso vital que beneficia tanto a pequeñas como a grandes organizaciones, a nivel cultural y económico.

Cambia de lugar un rato

La tendencia del ambiente laboral indica que el trabajador actual requiere espacios en los que se sienta cómodo y cumpla con sus tareas en un área en el que sus ideas fluyan libremente. Cada día dedica un tiempo para despejarte de las cuatro paredes o de tu cubículo para buscar un sillón o terraza en la que puedas trabajar sin presión. Si la naturaleza de tu labor lo impide, toma un descanso de 15 minutos para organizar tus ideas y regresa a ponerlas en práctica.

Asiste a talleres o conferencias inspiracionales una vez al mes

Las empresas que integran la nueva cultura laboral buscan constante aliados para crecer, es por ello que se mantienen al tanto de las charlas que brindan aquellas que integran su entorno. Asistir una vez al mes es suficiente para conocer otras ideas o proyectos, así como las formas en las que éstas pueden contribuir a tu negocio. De igual manera, que tu marca organice una plática, mesa redonda o, incluso, una degustación de producto, es sumamente valioso para enriquecer a las personas que se encuentran a tu alrededor.

Haz investigación del mejor sitio para montar tu empresa

Llevar a tu empresa a un terreno global es una gran idea, por ello, por lo menos una vez al mes, será indispensable hacer una búsqueda de propuestas que te acerquen a una comunidad global para crear sinergia y desarrollarte dentro de una forma innovadora de laborar, así como un entorno que resulte más incluyente y, al mismo tiempo, te permita ahorrar dinero mientras motivas la creatividad de los colaboradores y promueves su lealtad con tu firma. Ya sea que necesites un lugar para estar interconectado o que requieras una oficina premium para alcanzar tus objetivos ante tus clientes.

Dedica dos veces al mes al benchmark

Uno de los beneficios de pertenecer a una comunidad global, es estar al día con lo que hacen empresas de tu industria en otros países. Fija una meta para que cada 15 días tengas un reporte de las novedades de esas compañías y tomes decisiones que te pongan dentro del panorama actual en el sector en el que te desenvuelves.