Renueva tu liderazgo en Año Nuevo

Jhair Flores Favila
Findes, instructor

Cuando un ciclo está por terminar tenemos la oportunidad de evaluar el impacto que nuestras decisiones tuvieron en nuestro entorno y en las personas que lo conforman. Si reuniéramos a las personas que dirige en este preciso momento, sin usted presente, y les pidiéramos de manera anónima que expresaran lo que piensan de su liderazgo, ¿qué cree que responderían?

¿Dirían que su comunicación es fluida, directa, transparente y respetuosa?, ¿afirmarían que es empático y que es un escucha activo que se concentra en la resolución de problemas en vez de señalar a la primer persona que tiene enfrente?.

¿Expresarían con vehemencia que confían en que sus decisiones son las adecuadas y que, además, los incluye en la toma de decisiones porque es un líder concentrado en desarrollar más líderes a su alrededor?, ¿pensarán que se ocupa del desarrollo de sus habilidades y competencias y que hace lo necesario para explotar sus conocimientos y llevarlos al nivel necesario para el desarrollo de su organización?.

¿Escribirían a detalle que su personalidad denota entusiasmo, integridad y ánimo de colaboración, que su capacidad de desarrollar equipos genera un clima organizacional inspirador y que envía un mensaje claro de la relevancia que significa para usted la palabra servicio?

Un nuevo ciclo está por iniciar y 2017 requiere que genere un plan estratégico que le permita caminar al ritmo que la economía global y el surgimiento de nuevas tecnologías, tanto de comunicación e interacción social como de administración de la información, avanzan día tras día.

Vivimos en tiempos de acelerado cambio. Tal vez el regalo más productivo sea diseñar un espacio de reflexión profunda, de análisis pormenorizado de los resultados obtenidos y , por ende, tener información fresca para poder tomar las decisiones adecuadas para el futuro.

Bajo su responsabilidad está no solamente la rentabilidad de su organización; el desarrollo del talento humano que le rodea debería constituir su primera prioridad ya que en el desarrollo de sus habilidades descansa la consolidación de la visión que tiene para su proyecto de vida.

Si después de evaluar el impacto de sus decisiones define que sus resultados no son los que esperaba, no se preocupe, recuerde a William Shakespeare susurrándole al oído: “algunas caídas son el medio para levantarse a situaciones más felices”.