Retención de Talento: indicador clave en coyunturas

MICHELLE FERRARI
Directora General de Great Place to Work México

Existen dos maneras de afrontar los panoramas inestables: preocuparse u ocuparse. Esta aseveración es hoy más vigente que nunca, pues este año que recién comienza ha traído consigo momentos de coyuntura, nacional e internacional.

Ante esto, las organizaciones que se han propuesto la sostenibilidad de sus negocios, apuntan a fortalecer la visión estratégica con la que abordarán o reaccionarán ante las coyunturas, contingencias y/o crisis. En este sentido, el capital humano es un factor clave de gran relevancia para viabilizar respuestas efectivas, eficientes y estratégicas para este objetivo.

Tras el reciente análisis sobre los perfiles de los mejores CEO de las Mejores Empresas para Trabajar, en el cual se entrevistaron a los trece mejores directores generales, se encontró que existen varios pilares sobre la gestión del capital humano que impactan fuertemente los presupuestos anuales: aspectos relacionados a los procesos de reclutamiento y selección, curva de aprendizaje, alineación y compromiso de la gente con la visión y objetivos estratégicos.

Así mismo, en la experiencia de Great Place to Work, trabajando con las Mejores Empresas multinacionales en el mundo, encontramos que hay una correlación importante entre el reactivo “deseo trabajar aquí por largo tiempo” con los resultados obtenidos en la evaluación general de cultura y ambiente laboral de la organización, a través del Trust Index.

Pero, ¿cuáles serían los pasos idóneos para cuidar el talento?

El orgullo

Las personas que piensan que laboran en un excelente lugar de trabajo, coinciden en su disposición para mantenerse en su posición, lo cual en efecto se evidencia en indicadores elevados en el sentido de orgullo hacia su organización.

Para lograr esta conexión persona-organización, y alcanzar el nivel de orgullo que sume a esa retención de talento, es indispensable la alineación y trabajo constante inter áreas, transversal a todos los niveles de la organización y apalancado en estrategias de comunicación interna alineadas al negocio.

La trascendencia

Un punto en el que coincidieron también los Mejores CEO de los Mejores Lugares para Trabajar, es en la importancia de asociar el trabajo diario a un sentido de propósito y trascendencia. Las personas que consideran que su talento está enfocado a algo más que simplemente llegar a trabajar, entregan más de sí mismos a la organización.

Liderazgo transformador

Al igual que el mundo, las ciudades, las organizaciones y las comunidades, el liderazgo ha venido transformándose a modelos basados en la cercanía líder-colaborador, fomentando la confianza a través de la accesibilidad, genuino interés por las necesidades y expectativas de los talentos del equipo, comunicativo (bilateral) tanto para ofrecer retroalimentación como para recibirla; en fin, un líder conectado a su equipo.

Estos pasos, incorporados a las estrategias de gestión humana y diversas iniciativas institucionales alineadas a la cultura de cada organización, no sólo aportará valor para la retención del mejor talento, sino a fomentar la mejora para transformarse en un gran lugar para trabajar.

Las áreas responsables de la gestión del Capital Humano, tienen entonces que ser un autor y actor de peso en las decisiones de la estrategia de negocio, pues su responsabilidad, además de propiciar una buena cultura organizacional, es asegurar la profesionalización de los líderes de manera que puedan llevar al éxito a sus equipos de trabajo.

Aún en tiempos difíciles para los negocios, históricamente los datos revelan avances constantes en las 25 mejores empresas multinacionales para trabajar en el mundo, especialmente en los indicadores de retención, en la percepción de los colaboradores hacia su experiencia dentro de sus lugares de trabajo y en la motivación de las personas para colaborar en ellas.

Las coyunturas no deben de verse como situaciones negativas o imposibles de sobrevivir; bajo una perspectiva positiva, deben abordarse con la determinación de convertirlas en oportunidades de mejora e innovación. Una organización que es estable y ofrece un mejor lugar de trabajo, definitivamente, en tiempos turbulentos se convertirá en refugio del mejor talento; fundando así una base sólida para poder cumplir las metas a corto y a largo plazo.

Invertir en transformarse y mantenerse como un excelente lugar de trabajo es consolidar posibilidades para mejores negocios, no hay una única receta que asegure el éxito, pero sí experiencias exitosas de Grandes Resultados en los Mejores Lugares para Trabajar en México, Latinoamérica y el mundo.