5 consejos para mejorar tu alimentación si eres oficinista

Comer sano en ocasiones resulta muy costoso y laborioso, sobre todo cuando se debe cubrir un horario de oficina; sin embargo, existen muchas formas de cuidar nuestra alimentación economizando tiempo y los bolsillos. Aquí algunas recomendaciones del bien comer.

El desayuno es lo principal

La comida más importante del día es el desayuno, no se debe evitar, por el contrario, debe realizarse en abundancia tratando de equilibrar los alimentos para obtener la porción necesaria de proteínas y carbohidratos.

Hacer las tres comidas del día

La mayor parte de los mexicanos evitamos por lo menos una comida al día, no obstante, algunos especialistas aseguran que esta es una de las causas del sobre peso, asimismo de padecimientos como anemia o desnutrición. Es recomendable no saltar ninguna comida y hacerlas cada 4 horas.

Preparar los alimentos una noche antes

A veces debemos salir aprisa para llegar puntuales a nuestro trabajo; en este caso es recomendable que dejemos preparados los alimentos desde una noche antes, procurando colocarlos en refractarios limpios y que sellen correctamente, esto con la intención de mantener en buen estado la comida.

Llevar colaciones

Aquellos que cubren un horario de oficina constantemente tienen hambre, esto debido a que saltan una de las tres comidas que se deben hacer al día. Para solucionar esto, cargar una pequeña bolsa con semillas o dátiles ayudará a apaciguar el hambre, además de que son benéficos para la salud.

Tomar agua natural

Este aspecto es importante ya que mantener nuestro cuerpo hidratado hará que nuestro desempeño laboral sea mejor. Evita las bebidas azucaradas –refrescos, tés, jugos, entre otros.

Decir NO a las “garnachas”

Pueden ser deliciosas pero tienen un alto contenido de grasas saturadas, asimismo, es bien sabido que estos alimentos tienen un proceso de preparación insalubre.