7 consejos pare emprender un negocio con tu pareja

LUIS ESTEBAN LOZANO GONZÁLEZ

Se acerca el 14 de febrero, muchos están pensando en cómo gastar en un regalo o en algún viaje o experiencia. Sin embargo, es un buen momento para pensar en algo más a futuro, poner un negocio en pareja podría reforzar una relación y también ayuda a vislumbrar aspectos que ninguno sabía sobre el otro.

Por eso aquí 7 consejos pare comenzar un negocio con tu pareja:

Se debe tener una base

No solo hablamos de un aspecto monetario, sino en al vida de pareja; comunicación y conocimiento son determinantes para poder comenzar un negocio. Es importante que vayan en la misma dirección, no esperar que alguno ceda o haga lo que el otro pide. Un negocio pide que todas sus partes estén comprometidas y convencidas de las causas por las que se realiza.

Definan responsabilidades

Esta tarea requiere que se tomen su tiempo para hablarlo, definir las tareas específicas para cada una de las partes es importante. No pueden mezclarse y esperar hacerlo todo tomados de las manos. Son socios, de la vida y de manera profesional, actúen como tal. Cada uno sabe las habilidades del otro, por lo que deben tomar en cuenta este aspecto a la hora de elegir las actividades que cada uno llevará a cabo. Se conocen, úsenlo a su favor.

Todas las decisiones entre los dos

Aunque se dividan las actividades no significa que ambos no puedan tomar las decisiones de cada área. No se trata de discutir o pelear por ganar la razón, sino de platicar, dialogar e incluso consultar al otro para tomar decisiones importantes. En un negocio se suele dejar delegar, pero ne este caso, al ser en pareja, es de vital importancia la comunicación y saber llegar a consensos.

Separar el trabajo de la vida diaria

Manejar un negocio suele ser desgastante, incluso en ocasiones llega a ser estresante; por ello es importante aprender a separar. Las decisiones y diálogos dentro del trabajo suelen ser acalorados e intensos, pero en cuanto terminan ahí se quedan. No debe afectar la vida en pareja. Se deben tomar el tiempo para su vida en conjunto. Después del horario laboral no se habla más al respecto.

Que todo sea legal

Este es un punto que le duele a muchos pero es una realidad, por más que se amen y se quieran es necesario dejar todo por escrito en un contrato. Eso deja a ambos tranquilos, no significa que no confíen en el otro, simplemente es una forma de tener seguridad de cada una de las partes. Buscar un abogado cada quien es una buena idea, evita problemas y no es necesario que ustedes estén directamente inmiscuidos en el asunto legal.

Cuiden sus finanzas

El hecho de iniciar un negocio juntos implica que parte de su vida está ahí, incluyendo el aspecto monetario. Tengan cuidado con la inversión que hagan, es el dinero de los dos y no querrán quedarse en la calle si este no funciona como lo tienen planeado. El dinero suele ser un punto de disputa entre ambas partes, deben tener mucho cuidado. Tener las cuentas claras hace relaciones largas (amorosas y laborales).

¿Y si cortamos?

Otro punto que duele mucho pero es necesario tocarlo. Al igual que mencionamos el asunto legal, de igual manera deben definir con anticipación una estrategia pro si este desagradable momento llega a darse. Sobre todo si el negocio está dando buenos pasos, no es justo que se eche todo abajo por esta situación, deben cambiar el chip al ámbito laboral y llegar a un acuerdo.