¿Cómo dirigir en la era digital?

FELIPE LABBÉ
Consultor en estrategia de negocios y transformación digital

El tema digital es hoy inevitable prácticamente en cualquier reunión o mesa de trabajo, de comida o de café. La mayoría de las empresas que no nacieron siendo digitales se quieren mover y de hecho muchas ya se están moviendo hacia el mundo digital.

En Latinoamérica aún no sabemos si los nuevos modelos digitales que se están implementando serán exitosos, ya que incluso las empresas más adelantadas están todavía por ver que los resultados sean los esperados, de manera consistente.

Si tu empresa u organización está en proceso de incorporarse a esta “migración digital”, creo que lo primero que debes hacer es diseñar una sólida estrategia que vaya acompañada de una agenda digital, para que tengan claro los objetivos y la manera de lograrlos.

Esta estrategia y el proceso de ejecución deben enfocarse en construir una propuesta de valor única que sea muy relevante para el consumidor y difícil de ser imitada rápidamente por los competidores.

Los siguientes son puntos clave en el desarrollo y aplicación de la estrategia digital:

• Definir los objetivos y una agenda digital para ir diseñando las etapas, midiendo y controlando los avances.
• Establecer un organización multidisciplinaria, donde habrá equipos que se enfoquen a atender el negocio tradicional, cuidando principalmente los ingresos y las utilidades actuales; otros que desarrollan los nuevos servicios digitales y futuras vías de ingreso de la empresa; y otros que soporten ambos modelos de negocio, como es el caso del CIO y su equipo de TI.
• Optimizar y automatizar todos los procesos posibles que nos permitan ser más eficientes y liberar recursos para el proceso de transformación digital con el fin de no tener que asignarle recursos adicionales.
• Definir o evolucionar un modelo de gestión de información que nos permita conocer todos los datos que necesitamos , internos y externos, para la toma de decisiones, utilizando las herramientas tecnológicas disponibles.
• Crear un programa de evolución digital continua que nos ayudará a ir creando nuevas formas de desarrollo y crecimiento en el nuevo modelo digital.

Cabe mencionar que al transformarnos digitalmente debemos de mantener y desarrollar nuestras fortalezas actuales, creando, implementando y ejecutando nuevos modelos de negocio sustentados en la tecnología.

En la industria hotelera por ejemplo, no necesitaran cambiar su esencia como son sus instalaciones o sus servicios, sino atraer nuevos clientes y consolidar a los actuales, a través de diferentes canales. Imaginen que un hotel tiene el mejor SPA de la zona. Esto no cambia, lo que cambia es la forma de acceder al servicio, de comunicarlo, la rapidez para reservarlo o solicitarlo, la forma de pagarlo, el desarrollo del contenido informativo, las fotos, las redes sociales, etc.

En otras industrias quizá si se requieran cambios más profundos de infraestructura o servicios. Por ejemplo, ¿Cuánto tiempo más habrá sucursales bancarias o al menos las sucursales bancarias como las conocemos ahora?. ¿Quién querrá volver a formarse durante 30 minutos cuando hoy casi cualquier movimiento se puede realizar desde el celular?

Cada negocio deberá conocer cada día mejor a sus clientes y entender hacia donde van para innovar y proveerles una experiencia única y más personalizada, logrando con esto, que se apasionen por su marca.

Con la colaboración de Miguel Hernández Orozco, Socio Director de Digital Edge.