4 tips para tu examen de admisión mientras trabajas

PETER VON LOESECKE
Director General MBA Tour

¿Estás trabajando e iniciarás tu preparación para obtener un MBA? Si es así, uno de los mayores desafíos es encontrar el tiempo para estudiar para las pruebas de ingresos mientras trabajas tiempo completo. ¡Pero sí es posible! Veamos algunas maneras en las que puedes prepararte para los exámenes de admisión mientras cumples con todas tus responsabilidades del trabajo.

1.- Estudia antes de comenzar a trabajar.

Es fácil deja el estudio para el examen para el final del día. Pero en realidad, la noche suele ser el peor momento para hacerlo. Después de un día lleno de trabajo, la mayoría de la gente se encuentra demasiada cansada y suele tener en su mente otras cosas que no sean relacionadas al estudio. Además, tener una fuerte actividad mental justo antes de ir a la cama, puede mantenerte sin sueño una vez que intentes dormir. Puedes terminar durmiendo muy poco y estar más cansado para la sesión de estudio de la noche siguiente.

En cambio, estudiar por la mañana antes de ir a trabajar, puede ser mucho más productivo. En la etapa de preparación de tus exámenes, procura dormir y despertarte más temprano. Haz un esfuerzo en tener una o dos horas de estudio en las mañanas que es cuando estás descansado y más concentrado.

2.- Estudia un poco entresemana, y un poco más en los fines de semana.

Puedes dedicar poco más de una hora al día a estudiar que en los días laborales. Sólo cinco días a la semana de preparación para el examen no es suficiente para la mayoría de los futuros estudiantes de MBA. Tienes que compensar el tiempo perdido en los fines de semana, idealmente estudiando 10 horas entre los dos días del fin de semana; si es posible, dedica hasta 16 horas (o en cualquiera de los dos días que tienes libre durante tu semana de trabajo).

Algunas personas que se están preparando para el examen suelen preguntarse si está bien estudiar únicamente en los fines de semana. Esto puede parecer atractivo, pero en realidad no es algo recomendable. Sesiones frecuentes y constantes de estudio refuerzan tu aprendizaje y te ayudan a desarrollar tus habilidades para la prueba. Si transcurren 5 días completos sin que veas los materiales de preparación, habrá partes que habías estudiado que ya no recordarás tan fácilmente y tu progreso será más lento.

3.- Agenda tiempo libre

La mayoría de los empleos te permiten tomar algunos días libres de vez en cuando. Hacer esto para enfocarse exclusivamente en la preparación del examen es una buena idea, especialmente cuando se acerca el día de la prueba – una o dos semanas.

4.- Haz un plan de estudio que sea realista

Lo más importante que puedes hacer es elaborar una línea de tiempo realista de preparación para tu examen. Necesitas hacer un plan de estudio que te permita estar completamente listo para el examen y que además te dé tiempo para el trabajo y para ti.

Por esto, la ejecución plan realista de estudio para el GMAT y GRE tomará al menos un mes de duración. Claro, si tienes el tiempo, también debes de considerar planes de estudio que son de más de un mes. Si tienes alguna debilidad en alguna parte de la prueba (matemáticas, lectura, escritura, etc.), considerar una línea de tiempo de dos, tres o incluso más meses, podría ser lo mejor.