Domina tu idioma favorito con estas recomendaciones

Aplicaciones que brindan lecciones diarias, cursos intensivos en otro país, clases virtuales que requieren algunas horas a la semana y múltiples plataformas para dominarlo en tiempo récord, son sólo algunas herramientas actuales para aprender un idioma.

En palabras de Verónica Madore, directora general de Education Partners International (EPI), "existen algunas recomendaciones que se pueden seguir de manera didáctica para alcanzar el objetivo de poder hablar y comprender otro idioma".

La plataforma enlista estas rescomendaciones:

- Interactuar con nativos

Además de entablar una interacción social y crecer culturalmente, ser amigo de un nativo, ayudará a tener conversaciones más complejas. Claro, ante cualquier duda, nadie mejor que él para guiar y corregir en tiempo real. Antes que pasar tanto tiempo repasando listados de palabras y su significado, un nativo contribuirá a que la motivación no decaiga.

- Hacer una lista diaria de tres verbos y sus conjugaciones

Esto es tan eficaz, que notarás a los pocos días que tu vocabulario aumenta. Comenzar por verbos sencillos como comer, trabajar, cocinar y practicarlos en todos los tiempos junto a sus combinaciones, sí que ayudará a dominar otro idioma en tiempo récord.

- Leer libros en ese idioma

Todo lo que se ve, se fija en la memoria si se convierte en hábito. Por ejemplo, tomar un libro en inglés y leer diario unas cinco o 10 páginas, empezará a abrir el conocimiento de la gramática y poco a poco se entenderá el texto.

- Tener siempre cerca un diccionario

Los diccionarios son popularmente libros de consulta para algo que de momento no sabes. Resulta interesante saber que este ejemplar también contiene tips de pronunciación y conjugación. Podría ser otro hábito a partir de ahora, buscar la palabra en español y conocer cómo se dice en inglés, además de los tiempos verbales.

- Cambiar el idioma de las redes sociales y el celular

Muy recomendado. Al comienzo parece un disparate, pero no; otra vez el ojo capta las palabras para decodificarlas con rapidez. Cuando menos pienses, ya comprenderás el contenido de manera automática.