5 lecciones de niños que debes aplicar al cerrar un negocio

Los niños suelen ser muy sinceros y carismáticos, esto le ayuda a relacionarse mejor, además de proyectar confianza a sus amigos e incluso en los adultos. Hay actitudes que tienen los pequeños que pueden ser de gran ayuda a al momento de cerrar un negocio o iniciarlo; toma en cuenta que una sonrisa y hablar sin merodeos es la clave del éxito. Aquí te compartimos algunas lecciones que los niños.

Sonreír en todo momento

Aunque cerrar un negocio implica formalidad -seriedad en las personas involucradas- crear un ambiente tranquilo y de confianza es beneficioso para los acuerdos que están apunto de concretarse. La sonrisa es un factor sumamente importante. De acuerdo con un estudio de Claire Conway, de la Universidad de Aberdeen (Reino Unido), las personas que sonríen y miran directamente a los ojos resultan más atractivas y "dan más confianza", esto debido a que la gente se siente más cómoda cuando parece agradarle a su interlocutor.

.


Sinceridad en toda la conversación

Los niños se distinguen por su franqueza, incluso a veces suele ser incomoda; sin embargo, al momento de cerrar un negocio la claridad en todos los rubros es necesaria. Hablar sin rodeos ni doble intención tendrá como resultado que las personas confíen más en lo que se les propone. No obstante, el psicoterapeuta austriaco Alfred Adler aseguró que "la verdad es a menudo un arma de agresión. Es posible morir, e incluso asesinar, con la verdad", por ello, debes tener cuidado con el abuso de esta virtud que distingue a los pequeños, ya que muchas personas podrían sentirse agredidas.

Ser amigable

A los infantes les es muy sencillo hacer amigos, conforme vamos creciendo perdemos esa habilidad debido, en muchas ocasiones, a la formalidad con la que debemos manejarnos. A pesar de ello, queda comprobado que aunque no se entable una amistad, tener una actitud amigable y servicial le podría dar el "plus" a tu negocio.

.

Tener un nivel alto de autoestima

La inseguridad en una persona puede llevar sus negocios al precipicio. Alguien que no es seguro de si mismo proyecta inestabilidad para el negocio; la presencia y empoderamiento -el cual es detectable en algunos niños- en una persona emprendedora es la clave del éxito. Leonel Vidal Díaz, conferencista y motivador empresarial, aseguró que "emprender un negocio es una decisión que con lleva riesgos. Y el nivel de riesgo que las personas están dispuestas a asumir está directamente relacionado con su nivel de autoestima

Conservar la capacidad de asombro

Esta dichosa capacidad que vamos perdiendo con los años es crucial en los negocios. Tener absolutamente todo controlado, en ocasiones, no es bueno. En el ámbito empresarial está abiertos a la innovación o conocer un modelo de negocio distinto debela muchas oportunidades. Conservar aun la capacidad de sorprendernos como unos niños y admirar sinceramente algo o alguien traerá también cosas buenas a la vida personal.

.