Para ellos, emprender es cosa de niños

La imaginación de los niños no tiene límite, de hecho, son capaces de emprender negocios. Los adultos pueden aprender sobre liderazgo de algunos pequeños.

Aquí te presentamos una lista de algunos menores cuya imaginación e inventiva los han llevado a ganar algunos miles de dólares.

1. Brandon y Spencer Whale: Los hermanos decidieron apostar por la creación de productos que hicieran menos triste la estancia de los niños dentro de los hospitales. Brandon lanzó en la Needle Beetle, una funda que oculta las agujas que se les inyectaba; actualmente todavía se usan en algunos hospitales de Estados Unidos.

Spencer, por su parte, diseñó el KidKare Riding Car, un coche que sirve para transportar lo sueros, sondas y otros productos. El plan era que los niños los utilizaran en lugar de las típicas sillas de ruedas.

2. Ryan Hickman: A su corta edad, es fundador de la compañía Ryan’s Recycling Company, en Estados Unidos, misma que se dedica a recolectar los envases de plástico para llevarlos a plantas recicladoras.

En su página web también vende camisetas y lo recaudado lo dona al Centrro de Mamíferos del Pacífico, con el fin de que los leones tengan alimentos y medicamentos. Ha ganado más de 10 mil dólares.

3. Maddie Bradshaw: A los 10 años, esta pequeña se dio cuenta de que los casilleros en su escuela lucían muy aburridos y monótonos. Su pasión por el arte la llevó a dibujar una figura de Albert Einstein en el interior de una corcholata y poner un imán detrás para colocarlo en el mueble.

El diseño y la idea causaron sensación entre los demás niños; una semana después, Bradshaw ya tenía cientos de pedidos de decoración de casilleros. Poco después se dio cuenta de que las tapas también podrían ser llevadas en collares magnéticos.

La ahora adolescente tenía la marca Snap Caps en Estados Unidos, misma que empleó a 40 personas y vendía más de 60 mil collares en 2,500 tiendas de Estados Unidos, Canadá y Bahamas.

4. Henry Patterson: Este niño es considerado como “el empresario más joven del mundo”. A los 7 años decidió vender bolsas de estiércol. Poco después inició su propia tienda en línea donde vendía productos de segunda mano; para finalizar, fundó una tercera empresa dedicada a la venta de dulces para niños.

De acuerdo con diversos medios, su intención es seguir con la venta de dulces, aunque también incursionaría con otros productos, como chocolates y pasteles.

5. Caine Monroy: Este niño estadounidense diseñó una sala de juegos con puro cartón y de ahí partió la idea de crear Caine’s Aracade. En su página de internet ofreces soluciones creativas con este material por sólo dos dólares.

Un día llegó Nirvan Mullick, el primer cliente de Caine, quien grabó un video de la creación del pequeño. Las imágenes fueron vistas por millones de personas y ya se han recolectado más de 200 mil dólares.

Caine también comenzó a crear sus propios juegos con cajas de cartón para más de 100 escuelas en 9 países de Estados Unidos.