Razones por las que mamá es la mejor negociadora

Estarás de acuerdo en que si alguien sabe negociar mejor que cualquier socio, compañero o empresario es tu mamá. Así es, todas aquellas veces que pensabas que hacías lo que tu querías y te sentías rebelde o malcriado, pues la verdad es que no.

Tal vez estas técnicas sean complicadas de aplicar en una empresa, pero son tan sencillas que podrán despertar y estimular tu capacidad para negociar.

¿Cómo te alimentas hoy?

Seguro no te gustaba comer verduras, frutas o hígado, sin embargo, todos estos alimentos terminabas por ingerirlos. Obviamente gracias a tu mamá.

Están las mamás que utilizan la técnica de “debes comer (inserte aquí cualquier comida que no le guste) para crecer sano y fuerte, así no te vas a enfermar”, seguro también pasó a la hora de las medicinas.

Sin embargo, están esas otras madres que de plano aplican el “¡si no te lo comes no hay postre!”, que es un estilo más directo.

Ambas funcionan, dos distintas maneras de negociar que son un sello de las mamás y nunca olvidarás ¡Deberías aplicarlas!

¡Te ves bien!

Cuando iban a salir a una fiesta familiar o algún lugar importante, tu mamá te quería bien vestido, que parecieras “persona”.

¿Y quién te convencía que con esa camisa te veías muy guapo?, o ¿Que con el cabello recogido dejas que se te vea la cara? Pues sí, mamá.

Esta técnica de adularte y hacerte sentir bien para que hagas lo que se te pide es utilizada en muchos casos. Es eficaz, el efecto es motivarte, darte confianza… al menos por unas horas. Puedes utilizarla sin duda.

Dime con quién andas…

Debes dar gracias que tu mamá estaba presente, ¿Te imaginas dónde estarías si no te hubiera encaminado?

Hay que ser sinceros, a veces no elegimos a las mejores amistades, es más, entre más dudosos y peligrosos se vean más nos llaman la atención. Parece que tu mamá quería cambiar a tus amigos y no aceptaba a las personas que elegías, pero la realidad es que suelen influenciar mucho en tu vida.

En este apartado, tu mamá se puede presentar como tu mejor amiga, aconsejándote y convenciéndote de la mala influencia que hacen tus amigos en ti; sin embargo, la otra cara es que te advierta (o amenace) a manera de ultimátum, probablemente sea la más severa y dolorosa para ti.

El mundo de los negocios está lleno de “socios” y tu deber es saber con quién sí y con quién no cerrar tratos, una mala influencia te lleva a la quiebra, mientras que una comunidad verdadera es duradera y exitosa (piensa en tus verdaderos amigos).

Tu futuro

En el mundo hay muchos futbolistas, artistas, cantantes y bailarines frustrados. Cuando uno piensa en su futuro no quiere saber nada de carreras ni de universidades. Todos queremos algo fácil.

“De eso te vas a morir de hambre”, seguro escuchaste esa frase. Tu mamá te encaminó a lo que eres ahora. Al final de cuentas es ella quien te educó.

Esta enseñanza puede ser una de las más valiosas; debes elegir muy bien el camino que vas a tomar, porque esa va a ser tu vida para siempre. Debe llenarte profesional y espiritualmente. Ya sabes, tu mamá te dio el regalo de la “calidad de vida”.

Sabe hacerte sufrir

Una palabra presnete en el vocabulario de todas las mamás es: castigo. A todos nos castigaron, sin excepción, y por más sorprendente que parezca fue una manera de negociar en muchas ocasiones.

Desde el “Si sigues llorando nos regresamos a la casa”, hasta los “Si no llegas a tal hora, no vuelves a salir”, “te doy tres para que me digas: uno, dos…”, estas frases son solo una muestra de la capacidad de persuasión que tienen las mamás.

A veces es necesario poner este tipo de frases en práctica, nadie puede dudar que funcionaban. En su momento soltaste la sopa, llegaste a la hora que debías y paraste tu berrinche, esta forma de negociar suena a amenaza de gangster pero es una infalible, la “vieja confiable”, vaya.