10 cosas que la escuela NO te enseñó sobre realidad laboral

LUIS ESTEBAN LOZANO GONZÁLEZ

Todos conocemos historias como las de Mark Zuckerberg y Bill Gates, quienes se hicieron millonarios sin haber terminado una carrera universitaria, y es que la escuela es un gran motor de conocimiento y aprendizaje pero hay cosas en las que no te instruyen.

Bueno, tal vez sea un poco tarde para ti, pero aquí van 10 cosas que NO te enseñaron en la escuela y sobre la realidad laboral:

¿Qué hago con el dinero?

La economía a nivel mundial está destinada a crear consumidores, por lo tanto una guía o instrucción para saber administrar tu dinero no existe. Desde los pequeños en la primaría se deberían manejar conceptos como ahorro, precio, competencia y el manedo del dinero. De adultos ya sabríamos que las monedas y billetes deben cuidarse y sobre todo nos evitaría un buen número de errores que se cometen y pueden dejarte "sin un quinto" en el bolsillo.

¡Emprende!

Esta actividad sería de gran ayuda para todos los universitarios, ya que engloba gran parte de los conocimientos que se generan en el último periodo de estudios antes de salir al mundo real. Implica poner el conjunto de habilidades que ya adquiriste para darle marcha un proyecto, además va en conjunto con la motivación y dedicación Un emprendimiento está ligado a la pasión por lo que haces y a las metas que te planteas.

Obviamente no todos pueden ser emprendedores, pero no está demás tener las bases para vivir esa experiencia al menos una vez en la vida.

La calle es la mejor escuela

Esta frase no debemos tomarla de forma literal, pero es cierto que la experiencia que adquieres fuera de la escuela es tan vital como la que se imparte dentro de las aulas. Aprender a vincularte con la sociedad, a hacerte responsable de las acciones que realizas.

Cualquiera que haya tenido esa libertad sabe que en las calles se aprende a cada instante; internamente, sobre la capacidad, te da movilidad y responsabilidad sobre tu persona, y externamente entiendes a la sociedad y adquieres conocimientos sobre tu entorno.

¿Qué es networking?

Este punto va de la mano con el anterior. Tener experiencia por fuera de una institución escolar te permitirá conocer a personas externas a tu círculo de amigos o compañeros que estudian contigo. Amplías tu panorama de contactos que pueden ser tus socios para algún negocio.

Lamentablemente en la escuela jamás mencionan algo sobre esto, debes aprenderlo en el transcurso del camino. No es que sea necesaria una clase especializada, pero algún apartado no estaría mal.

A seguir tu pasión

De nada sirve una carrera si no es a lo que tu te querías dedicar. En muchas ocasiones tampoco los maestros son capaces de transmitir en sus clases esa pasión por la profesión.

Aquello que te apasiona debe ser fácil de hacer pues le dedicaras tiempo, vaya, no parecerá un trabajo. Sin embargo, esta emoción debe ser incentivada y avivada en la escuela.

En ocasiones la experiencia cuenta más que un diploma

Seguro fue de lo primero que te diste cuenta al salir de la universidad y buscar un empleo. Todas las empresas piden experiencia. Además, ¿oh sorpresa? Tu servicio social no cuenta como tal. Lo recomendable es comenzar a trabajar antes de terminar una carrera profesional.

Sí, se trata de un círculo vicioso ya que las empresas piden a alguien con experiencia, sin embargo, no has tenido experiencia porque a todos lados a donde has solicitado piden experiencia.

Las universidades deberían buscar más convenios que no solo impliquen prácticas profesionales o servicio social, sino una verdadera oportunidad en el ramo laboral.

La vida no es justa

Trabajas más horas y haces un mayor número de tareas que tu jefe, y lo peor, eres mejor que él en su trabajo. Sin embargo, sigue siendo tu jefe. La vida no entrega cuentas parejas, ni tampoco pone a cada quien en el lugar que le corresponde, A veces tener el apellido indicado es suficiente para encontrar el éxito.

Suena difícil e ingrato pero es una realidad a nivel mundial y no puedes hacer nada al respecto más que esforzarte y esperar que algún día la vida te premie por tu talento y entrega. También sería de utilidad que algún profesor de la escuela te avisara sobre esto, digo, para estar mentalizado.

Todos llevan su ritmo

Te costó cerca de un año conseguir un trabajo estable, no tienes tiempo para nada y el dinero solo lo ves pasar pues ya tienes algunas deudas en puerta. Te encuentras con un excompañero(a) de la escuela y ya tiene 2 años de experiencia, logró establecer un negocio, además que pudo conseguirse un pequeño departamento, ¡Qué injusto!

Este punto está junto al anterior, todos llevan su ritmo profesional. A muchos lo que más les preocupa es la edad, pero es solo un número. No te compares con los demás, no sirve de nada, cada ser humano es distinto y ya llegará tu momento.

Darle valor a tu trabajo

En la escuela no te enseñan a valorar lo que haces, en la cuestión monetaria. No tienes idea de cuánto es lo recomendable para cobrar por tu servicios o la profesión que hayas elegido. Por ello, y aunado a la necesidad, te lleva a tomar el empleo que sea y aceptar la paga que te den.

Es vital que las escuelas enseñen a todos a entender el valor de su trabajo. Tal vez no te harás millonario, pero cobrarás lo justo por lo que haces.

La universidad no está a la vanguardia

Esta última es una enseñanza que todos debemos tener presente más allá de la escuela.

Las universidades están siempre atrasadas, es imposible que estén a la vanguardia ya que a cada momento, en todos los rubros, se hacen descubrimientos o innovaciones. Por ello siguen un esquema un tanto cuadrado y monótono. Depende de ti estar informado, alimentar y mantener el conocimiento al día.