¿Por qué debo tener un perro en casa? La ciencia te explica

En México, de las 26 millones de mascotas que se registraron en 2015, al menos 19 millones 500 mil son perros, de acuerdo con la Asociación de Productores de Alimentos para Perros y Gatos (Amascota).

Los caninos son excelentes animales de compañía y no por nada con considerados “el mejor amigo del hombre", es por eso que te presentamos los 5 beneficios a la salud científicamente comprobados de contar con un perro en casa.

Recuerda que si optas por tener un perro existen lugares de adopción de mascotas, evita acudir a criaderos de perros.

1. Beneficios al corazón: De acuerdo con la Asociación Americana del corazón, tener un perro obliga a su amo a realizar más actividad física, pues tiene que pasearlo. Además, el lazo entre ambos provoca que el estrés y las tensiones se alivien de manera rápida, ya que disminuyen los latidos y la presión arterial baja.

2. Mejora el estado de ánimo: Los amantes de los animales se ponen de buen humor si un perro se encuentra a su lado. Cuando el perrito mira a su amo de manera afectiva o simplemente se le acerca para ser acariciado, los ánimos mejoran.

3. Inmunidad: El Cincinnati Childhood Allergy & Air Pollution Study descubrió que los menores que crecen con perros en su hogar son menos propensos a desarrollar alguna alergia en el futuro. Asimismo, cuando los adultos conviven con los animales tienden a enfermarse con menos frecuencia.

4. Son detectores de enfermedades: El British Medical Journal señaló que más de un tercio de perros que conviven con personas diabéticas muestra cambios en su comportamiento cuando sus dueños tienen alguna baja de azúcar en el organismo.

De igual forma, algunos perros pueden entrenarse para detectar algunos tipos de cáncer a través del olisqueo de muestras de saliva o heces.

5. Adiós depresión: El psiquiatra Carole Lieberman comentó que cuidar a una mascota, en especial a un perro, ayuda a las personas a sentirse menos asustadas, así como más autosuficientes y seguras. También ayuda a las personas a poner menos atención a sus miedos y se pueden probar que son capaces de cuidar de sí mismos.