¿Envidia en redes sociales? Aquí 7 recomendaciones

Todos los seres humanos tienen inseguridades y momentos en los que se sienten inferiores a los demás. Si cuando revisas las redes sociales y ves a tus amigos de vacaciones, con títulos universitarios o teniendo hijos, algo dentro de ti se revuelve, probablemente tienes envidia.

En ocasiones es inevitable, por eso el portal Inc enlista algunos consejos para que este mal no te haga sentir pésimo contigo mismo.

1. Todo es elegido: Si te das cuenta, todas las imágenes o post de tus amigos fueron delicadamente escogidos para aparecer en la red social, hasta lo más “espontáneo” que observes. No existen cosas vergonzosas porque, hasta cierto punto, todo está planteado y enmarcado para agradar a los demás.

Aunque la mayoría de la gente dice la verdad en redes sociales, en realidad eligen la mejor entre una serie de afirmaciones, al menos así lo considera John Green, un vlogger.

2. Piensa y reaccionarán: La mayoría de los posts están diseñados para recibir una respuesta de amigos y seguidores. Si alguien quiere sobresalir o ser notado, las redes sociales están ahí para eso.

Todo tiene sentido, ¿quién va a subir información (aunque sea irrelevante o falsa) si no desea la reacción de los demás?

►TE PUEDE INTERESAR► REDES SOCIALES, CAUSANTES DE TRASTORNOS ALIMENTICIOS

3. Una mente diferente: Este es un punto clave muy importante, los medios de comunicación digital son una excelente forma de exponer tu marca personal para sobresalir a través de tus ideas e información. Lo incorrecto llega cuando se siente la necesidad de utilizarlos como un medio de aceptación.

Acércate a los demás de manera positiva, viendo a las redes sociales como una forma de comunicación que sirve para interactuar con la gente que comparte gustos similares a los tuyos.

4. La vida real: Si sientes que tus actividades no son tan emocionantes como las que percibes en los medios digitales, recuerda que está en ti cambiar el sentido. Vive aventuras, viaja, visita lugares, baila y realiza cosas espontáneas.

Vive para ti mismo sin la necesidad de hacerlo para compartir y que los otros vean tu vida.

5. La inseguridad presente: Mientras que tú tratas de lidiar con los sentimientos de envidia y baja autoestima por lo que observas en el feed, del otro lado de la pantalla encuentras a las personas subiendo infinidad de fotos y publicaciones para sentirse mejor consigo mismos.

6. El agradecimiento: La próxima vez que te sientas mal por tu vida en Facebook, ten en cuenta todo lo que está frente a ti. En lugar de revolcarte en la autocompasión, mejora tus objetivos y lucha por conseguirlos.

7. Desconéctate: Si después de todo lo anterior sigue autoflagelándote, mejor toma distancia de las redes sociales. Revísales una o dos veces a la semana y enfócate en lo que estás haciendo en la actualidad.