¿Cómo es la alimentación de los millonarios?

Una buena alimentación implica que el cuerpo obtiene todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para funcionar de manera correcta. Por esa razón es necesario planear las comidas de manera inteligente.

En el mundo empresarial, los dueños de las grandes firmas deben tener una comida equilibrada, a fin de que sea el motor necesario para llevar a cabo las actividades que lleven al éxito sus ideas; sin embargo, esto no siempre es así, aquí algunos ejemplos.

1. Elon Musk: En sus inicios llegó a consumir 8 latas de Coca Cola de dieta y varios vasos grandes de café en un solo día. Las grandes cantidades de cafeína lo mantenían alerta en un horario que le resultaba demasiado agotador.

“Me puse tan loco que enserio comencé a sentir que estaba perdiendo mi visión periférica”, comentó en una entrevista con Inc.

2. Warren Buffett: El millonario de 86 años se come un desayuno de McDonald’s diario. Acepta que en sus buenos días incluye un McMuffin de huevo y queso, así como salchichas y tocino.

De hecho, le pide a su esposa que le ponga el dinero exacto en su vehículo para comprar el desayuno en esta cadena de comida rápida. Lo más insólito es que bebe 5 latas de Coca Cola al día.

3. Richard Branson: El CEO de Virgin no puede vivir sin té, por eso se toma al menos 20 tazas de esta bebida. En una entrevista con The Daily Mail declaró lo siguiente: “No sé cómo podría sobrevivir sin el té inglés en el desayuno”.

4. Mark Zuckerberg: Actualmente lleva una dieta más saludable, ya que tiene una esposa, un hijo y un bebé que viene en camino. Este hábito es todo lo contrario al reto que se planteó en 2011, cuando dijo que únicamente comería la carne de animales que él mismo asesinara. En ese año cocinó un cerdo y degolló a una cabra.

5. Jeff Bezos: El fundador de Amazon es tan activo que siempre se despierta solo, sin la necesidad de un reloj despertador. Después se toma el tiempo necesario para un desayuno en familia; su dieta es muy balanceada y evita los alimentos con demasiada grasa.