¿Por qué este CEO escribe más de 7 mil cartas al año?

Si te encuentras a Sheldon Yellen en la calle o en un vuelo de avión seguramente no lo reconocerías y lo más probable es que esté escribiendo una carta de felicitación para alguno de sus empleados.

Este hombre es CEO de Belfor Holdings, una empresa encargada de la restauración de desastres en Estados Unidos, y cada año escribe más de 7,400 tarjetas de felicitación personalizadas para cada empleado de su compañía.

De acuerdo con Business Insider, Yellen comenzó esta práctica desde hace 32 años. Lo hizo después de que fue contratado por su cuñado en la misma empresa; en ese momento, los empleados pensaron que tenía un trato especial, precisamente eso lo orilló a animar a la gente a través de tarjetas.

drgter

“Funcionó. Esto hizo que la gente hablara y comenzáramos a comunicarnos mucho más y me gusta pensar que eso ayudó a ganarme un lugar en la compañía”, comentó.

No sólo se trata de llenar cajas de tarjetas de forma aleatoria, también es un acto de respeto. Yellen aseguró que escribe un agradecimiento cada vez que un colaborador realiza una actividad que fomente la cultura corporativa en el lugar.

“Cuando me entero de los actos aleatorios de bondad que se realizan en el campo, envío una tarjeta de agradecimiento para que esa persona sepa que es apreciada y que sus esfuerzos no pasan inadvertidos”, agregó.

Asimismo, consideró que para otros CEOs, esta actividad puede ser frívola o una pérdida de tiempo; sin embargo, ha provocado que su empresa se convierta en un lugar más compasivo, pues la gente se siente más apreciada.

“Cuando los líderes se olvidan del elemento humano están retrasando a sus empresas y limitando el éxito de otros. Centrarse en los beneficios y olvidar al activo más importante del lugar, que es la gente, sofoca el crecimiento”, puntualizó.

¿Por qué es importante este caso? Sencillo, en un futuro próximo, los millennials se convertirán en la mayor fuerza laboral en el mundo. Actualmente, el 22% de los colaboradores de esta generación se siente con baja satisfacción laboral, de acuerdo con Deloitte.

Estos jóvenes no permanecen en un trabajo por la idea de quedarse por años ahí, más bien buscan un lugar donde se les imponga retos y tengan la oportunidad de tomar decisiones que contribuyan al mejoramiento de su organización.