Evita que el estrés laboral consuma tu productividad

Datos de un estudio realizado por la consultora mexicana Crecimiento Sustentable afirman que un empleado motivado es 88% más productivo y puede tener hasta un 33% más de energía y dinamismo.

En la actualidad existe un diferenciador que hace de las empresas un lugar único para trabajar y que puede ser el factor primordial para atraer y retener talento: beneficios que hagan que los colaboradores se sientan contentos y valorados.

“Estudios de la UNAM señalan que el estrés es una enfermedad que afecta a 30% de los trabajadores mexicanos; entre sus principales síntomas destacan dolores de cabeza, fatiga, mal humor, nerviosismo y falta de memoria que incluso pueden llevar a las personas a padecer enfermedades del corazón o gastrointestinales como colitis nerviosa”, menciona Viridiana Aguilar especialista de Vagheggi en México.

En ese sentido, destaca que más allá de las prestaciones laborales que las compañías están obligadas a otorgar a sus trabajadores, también hay otros beneficios que pueden impulsar a que los colaboradores de la empresa generen más compromiso, como: vacaciones, libertad para trabajar en sus propios horarios así como salas de relajación que les permitan eliminar todo ese estrés que en ocasiones su trabajo puede ocasionarles.

Según la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), el 80% de las enfermedades reportadas en las empresas se puede prevenir por parte de las organizaciones. "Si el lugar en el que trabajas no ofrece beneficios adicionales que te permitan reducir los niveles de estrés con los que cuentas, es importante llevar a cabo hábitos saludables para despejar la mente y mantener un nivel de salud adecuado que evite enfermedades a largo plazo”, comenta Viridiana Aguilar.

►TE PUEDE INTERESAR► ¿CÓMO DETECTO EL ESTRÉS LABORAL EN MIS COLABORADORES?

Algunos de los consejos que recomienda Vagheggi México a las personas que en su rutina de trabajo cuentan con altos índices de estrés son:

1. Llevar una dieta balanceada que aporte los nutrientes necesarios al cuerpo, ya que el estrés reduce las defensas lo que hace más propensa a una persona a padecer enfermedades.

2. Tomar por lo menos 30 minutos al día para realizar alguna actividad de ejercicio como correr, nadar, ir al gimnasio o simplemente caminar.

3. Una vez al mes o mínimo cada tres meses regalarte un día de spa que te ayude a relajarte, descontracturar algunas áreas como la espalda que son las más propensas al dolor ocasionado por estrés o por permanecer mucho tiempo sentado.

4. Existen lugares como La Grotta Di Sale Spa, en los que sus especialistas pueden ofrecer una diversa gama de tratamientos para reducir el estrés, desintoxicar y saciar la sed de la piel con tratamientos del tipo Rehydra by Vagheggi que en ocasiones puede verse reseca por la falta de una buena alimentación o incluso probar un tratamiento de Haloterapia que fortalece las vías respiratorias para niños y adultos.

“Diariamente pasamos entre 8 y 10 horas de trabajo por lo es importarle brindarle a tu cuerpo un momento de relajación que le permita recuperarse ante los efectos que puede ocasionar el estrés y además reducir el índice de padecer algún tipo de enfermedad ocasionada por este mal", puntualiza Aguilar.