Los 7 errores que debes evitar como freelancer

Algunas personas consideran que ofrecer sus servicios como freelancer solucionará sus problemas económicos y de estrés; sin embargo, es necesario pensar bien las cosas antes de tomar una decisión.

Algunas prácticas que parecen ser comunes, en realidad son demasiado dañinas. El portal Freelancer.com enlista una serie de malos hábitos que debes evitar si ya decidiste comenzar un camino en este medio.

1. Tomar demasiados trabajos: Es un error fatal que comenten muchos. Lo mejor es que no te comprometas con demasiadas tareas si no tienes el suficiente tiempo para completarlas con la calidad necesaria.

Antes de tomar un trabajo, calcula el tiempo y los recursos que necesitarás, sin afectar a tus proyectos actuales.

2. No informar: La comunicación es clave en cualquier relación personal y profesional. Evita confusiones con tus clientes e infórmales sobre el status de sus pedidos. Hacer esto permitirá que ambos se encuentren en la misma sintonía.

3. Expresiones inadecuadas: Debido a que no hay una relación de trabajo con contrato es muy sencillo utilizar expresiones de mucha confianza con tu cliente. Mejor evítalas, pues recuerda que siempre una distancia los separa.

4. No informarte: Mantener un registro de dónde trabajaste y los empleadores con los que colaboraste te dará la oportunidad de utilizarlos como referencia para futuros proyectos.

5. Propuestas sin personalizar: Tus clientes no deben notara que tus propuestas sólo son un copy paste de otros proyectos que ya realizaste. Realiza un trabajo a la medida y muestra determinación.

6. Posponer: No prometas plazos que no estás dispuesto a cumplir. Posponer los plazos de entrega de un proyecto causará una mala impresión de ti y un feedback negativo por parte de los clientes.

7. Cambiar el precio: Resulta un error gravísimo, pues denota una falta de compromiso. Los clientes pueden llegar a enojarse o incluso hablar mal de tu trabajo si no cumples con el precio acordado. Es por eso que debes meditar bien sobre los materiales y la mano de obra necesaria.