Modelo de Gestión de Tecnología: una orquesta sinfónica

BERNARDO CASTRO INCLÁN
Director General de Grupo Tecnologías EOS

En los últimos años se ha adoptado cada vez más la premisa de que la tecnología y particularmente, la importancia de tener y usar adecuadamente modelos de gestión de tecnología, es uno de los cimientos sobre los cuales se construye la productividad y el desarrollo de cualquier organización.

Diversos sectores han demostrado innovadores avances en la aplicación de modelos de gestión de tecnología, los cuales son definidos como una serie de funciones y procesos que integran las actividades que se ejecutan en una organización para el desarrollo y la innovación tecnológica, misma que no siempre es necesario crear desde cero, sino mejorar la ya existente para el logro de objetivos.

La ejecución de un modelo de gestión de tecnología es comparada con el funcionamiento de una orquesta sinfónica, la cual representa el trabajo conjunto de un grupo organizado de personas persiguiendo una meta en común. En una orquesta, al igual que en una empresa, el liderazgo se encuentra a cargo del Director cuya conducción es indispensable una vez que la obra maestra ha sido elegida y establecida. En una orquesta, la obra a ejecutar es producto generalmente de un compositor virtuoso, cuyas notas deben ser interpretadas a la perfección para respetar su esencia. Por otro lado, cada uno de los integrantes de la orquesta es un especialista en su trabajo y frecuentemente un músico experimentado, el cual es ubicado estratégicamente dentro de la orquesta para que sus notas se escuchen adecuadamente y en armonía con el resto de ésta. Los músicos son agrupados en secciones, mismas que son supervisadas y enlazadas por el Director mediante un líder de sección que por lo general es el más dotado técnicamente.

El liderazgo del Director está basado en el respeto y la confianza, cada uno de los integrantes de la orquesta sabe que él domina la mayoría de los instrumentos, conoce a fondo la obra y lo que cada uno de los miembros de la orquesta sabe hacer y hasta dónde puede llegar. Aunado a todo esto, una buena orquesta sinfónica al igual que una empresa, siempre cuenta con un talentoso equipo estratégico y administrativo que trabaja conjuntamente con el Director para elegir la obra más adecuada para cada presentación, tomando en cuenta el lugar, la fecha y hasta el momento por el que atraviesa el país, al ser factores que influyen en la construcción del entorno de la obra a ejecutar.

Es así que, al igual que una orquesta, un equipo de trabajo en cualquier industria, puede ejecutar su trabajo con éxito, en tiempo, forma y espacio al estar estratégicamente organizada y coordinada para perseguir un fin común. Cabe destacar que esta analogía se manifiesta también cuando el enfoque está en desarrollar e innovar en tecnología que más tarde le servirá como instrumento para alcanzar metas y objetivos de negocio.

Un modelo de gestión de tecnología al estar inspirado en el funcionamiento de una orquesta, permite controlar la interacción entre los grupos participantes en cada proyecto. Esta metodología permite tener una gran flexibilidad y capacidad de respuesta ante necesidades del cliente, lo cual da un margen competitivo muy favorable.

Alinear las actividades y procesos en una empresa en un modelo de gestión de tecnología contribuye en gran medida a orientar el trabajo conjunto de cada elemento de la organización, aportando valor a los proyectos tecnológicos.

La gestión de la tecnología es una poderosa herramienta que debe de estar presente dentro de los procesos generales de innovación de las empresas, principalmente en aquellas dedicadas a la creación de productos o servicios en sectores tecnológicos, en las que su periodo de validez es cada vez más reducido, como es el caso de la electricidad; industria que se encuentra en constante transformación y que resulta de vital importancia para el desarrollo del país.