Escribe tu ensayo para aplicar a una MBA con estos tips

PETER VON
Director general The MBA Tour

La mayoría de las escuelas quieren saber por qué quieres hacer una maestría y por qué quieres ingresar a su escuela. Lo cierto es que, incluso si los programas no hicieran esta pregunta, es algo que deberías cuestionarte. Necesitas tener las respuestas antes de invertir tiempo y dinero en un programa de maestría.

Tu labor, cuando escribes un ensayo con tus objetivos, es conectar tus metas específicas con la misión o las fortalezas de tu programa de maestría meta. También tienes que demostrar que tus objetivos se basan en tus experiencias.

Los siguientes consejos te ayudarán a demostrar que la Escuela X es el puente entre donde has estado y hacia donde quieres ir. Y cerrar dicha brecha es la esencia de un ensayo sobre metas persuasivo.

1. Revisa el plan de estudios de la escuela

Aunque la mayoría de las escuelas ofrecen cursos similares en áreas básicas (contabilidad, finanzas, mercadotecnia, etc.), las materias son impartidas desde distintas perspectivas y en distintas formas. ¿Se basan en proyectos? ¿Están enfocados en casos de estudio? ¿O son agnósticas y no tienen problema en usar una mezcla de estilos educativos? ¿El programa es estructurado o flexible? Decide qué método prefieres y por qué.

2. Investiga sobre grupos y actividades

Aquí también encontrarás muchas áreas en común. También hay grupos específicos para industrias y nichos de interés que sólo ofrecen ciertas escuelas. Si tienes un interés específico, vincúlalo a un grupo que también lo comparta. Busca los elementos que hagan sobresalir a un programa, no los que sean igual al resto.

3. Explora los programas especiales en cada escuela

La mayoría de las principales escuelas ofrecen práctica global, competencias de plan de negocios, competencias de casos, etc., pero necesitas investigar más a fondo. No todas las escuelas ofrecen las mismas cosas ni de la misma manera. ¿De qué forma te ayudarán los programas especializados a lograr tus objetivos? ¿Cuáles son los lazos que tiene la escuela? ¿Está cerca de un centro para nuevas empresas? Algunas escuelas tienen mayor conexión con Europa, algunas con Latinoamérica, otras con Asia. ¿Cuáles son tus intereses especiales? Descubre qué escuelas tienen programas que se adapten a éstos.

►TE PUEDE INTERESAR► 3 TRUCOS INFALIBLES PARA QUE TU EDUCACIÓN EN LÍNEA FUNCIONE

4. Examina la facultad de la escuela

¿Con qué facultad te gustaría aprender? ¿Qué es lo que realmente te interesa y quién está haciendo investigaciones de punta en dicha área? ¿Dichas investigaciones pueden ayudarte a alcanzar tus metas?

5. Considera cómo te adaptarás a la comunidad de tu escuela

No sólo se trata de una comunidad geográfica, sino también a una comunidad de interés, antecedente, creencia o profesión. Sin importar cómo definas a tu comunidad, ¿qué has hecho o qué planeas hacer para convertirte en parte de ella?

6. Toma nota de la cultura/personalidad estudiantil

Al igual que los individuos, cada escuela tiene su propia identidad y lo demuestra en la comunidad a la que representa. Visitar la escuela, participar en eventos escolares y sesiones informativas, y leer blogs de alumnos y boletines escolares son formas de aprender sobre la cultura.

7. Entiende las fortalezas de captación de la escuela

Algunas firmas consultoras harán captación más en ciertas escuelas y menos en otras. Lo mismo aplica para las ONGs, firmas de mercadotecnia, empresas de Wall Street y otras que buscan captar talento de una maestría. Necesitas entender cuáles son las fortalezas de captación de tus programas meta, y asegurarte que dichas fortalezas se alineen con tus objetivos.

Recuerda: la meta principal de obtener una maestría es asegurar tu trabajo ideal, por lo que relacionar las fortalezas de captación de tu escuela con tus objetivos es esencial para elegir los programas adecuados y un ensayo de metas persuasivo.

Tómate el tiempo para considerar cada uno de estos puntos. Verlos en conjunto te ayudará a encontrar los programas de maestría que se vincularán de mejor forma con tus objetivos. Ahora sabes lo que quieres…y hacia dónde te diriges.