¿Cómo educar a los hijos, según Harvard?

Convertirse en un buen padre no es cosa fácil, aunque todos sueñen con llegar a serlo. Nadie nace sabiendo cómo educar a un niño o la forma de reaccionar ante distintas situaciones.

“Ellos no nacen buenos ni malos y nunca debemos rendirnos con ellos. Necesitan que los adultos los ayuden a convertirse en personas responsables y respetuosas”, comenta.

El psicólogo infantil de la Universidad de Harvard, Richard Weissbourd, comparte cinco consejos para saber los puntos básicos sobre la crianza de hijos.

1. Preocupación por los demás: Es importante explicarle al menor la relevancia de ser una buena persona. Cuida que tu pequeño muestre respeto por el resto de la gente sin importar quienes sean.

Se recomienda que los profesores y otros adultos en contacto con el niño sean partícipes de su vida y lo ayuden a ver por el bien de los demás.

2. Pon el ejemplo: No existe mejor manera de educar a los hijos que mostrarles los actos donde tú ayudas al prójimo. Ellos son hojas en blanco, nútrelos con anécdotas y narraciones sobre cómo resolviste problemas. El respeto, sobre todo, se enseña cuando tú mismo lo practicas con los demás.

3. Inculca valores: No basta con dar lecciones sobre empatía y gratitud. Es importante no recompensar a los niños por ayudar en casa o ser bueno con sus hermanos. Dichas actitudes deben ser normales, por lo que si premias acción, siempre lo harán para conseguir algo.

4. Maneja la ira: Cuando el enojo se apodera de un niño, es difícil controlar la situación, pero los adultos deben hacerse responsables de las rabietas, berrinches y enojos.

Acércate a ellos cuanto estén calmados y enséñales que cuando se enojen cuenten hasta 10 y respiren de manera profunda. Cada vez que ellos tengan uno de estos episodios, les deberás recordar esos pasos.

5. Empatía: Desde temprana edad incita a tus hijos para que ayuden a un compañero o amigo en problemas. Explícale que existen otras persoanas sin tanta fortuna o comodidades como las suyas.

Ellos deben considerar que existen otras personas con sentimientos y necesidades, por lo que es necesario ser amable con todos.