¿Qué hacen los líderes en fin de semana?

El éxito requiere que las personas recarguen baterías para enfrentar la semana y conquistar el balance entre vida personal y trabajo. Laura Vanderkam, autora de What the Most Successful People Do on the Weekend, un libro que ayuda a las personas a optimizar el tiempo para alcanzar el éxito enlista algunos consejos para este periodo.

1. No trabajan

Sí, la gente exitosa trabaja mucho. Martha Stewart, por ejemplo, afirmó que sólo duerme cuatro horas por noche. Existen momentos para trabajar y momentos para no hacerlo, todos necesitamos de ambos.

Por supuesto, en un mundo totalmente conectado, no estar pendiente a los asuntos del trabajo es verdaderamente difícil. Puedes intentarlo, pero en el momento en que revisas tu teléfono y llega un correo de la oficina: el modo trabajo está de vuelta. Es parte de la vida moderna, pero hay que intentar tener un par de horas “libres de tecnología”. Intenta apagar el teléfono viernes o sábado por la noche.

2. No se derrumban

A pesar de trabajar o viajar durante toda la semana, las personas exitosas no ocupan los fines de semana para descansar; ellas se divierten. Un estudio holandés sobre los vacacionistas encontró que quienes toman este tipo de descansos son más felices que los que no lo hacen, y este aumento de la felicidad se incrementa antes tomar vacaciones porque le gente anticipa la diversión por venir.

3. No hacen limpieza

Como persona exitosa, seguramente no tienes tiempo para realizar labores domésticas durante la semana. Pero hacerlo durante los días de descanso es una trampa que consumirá tu tiempo. Por lo que hay que tratar de avanzar en estas labores durante la apretada agenda de los días de trabajo. Esto dejará los fines de semana para actividades más rejuvenecedoras.

4. No desperdician las últimas 15 horas

A las tres de la tarde del domingo, todavía existen 15 horas antes de empezar las labores del lunes y, al menos, siete horas antes de ir a la cama. Entonces, ¿por qué no aprovecharlas?

Según Vanderkam, las noches de los domingos son el tiempo ideal para organizar una fiesta. Pues la mayoría de la gente está libre y hay un ambiente muy relajado. “Puedes pedir comida, tomar una cerveza, disfrutar de tus amigos y estarás mucho más dispuesto para la semana de trabajo”, dice.