5 habilidades que debes aprender de los abogados

Los abogados poseen un conjunto de habilidades y una gran variedad de talentos que son de gran demanda para muchas empresas, así lo asegura Casey Berman de Leave Law Behind, una plataforma que invita a los abogados a dejar esa carrera.

Por esa razón, Berman enumera algunas habilidades de negocios que son útiles en el mundo empresarial.

1. Gestión de clientes

Trabajar con los clientes es algo que los abogados hacen todos los días, por lo que su capacidad para escuchar y relacionarse con ellos es una habilidad necesaria en una empresa, pues de esta relación depende el éxito de su negocio. Es esencial para en la construcción de una empresa, ya que con ella crece la reputación, la retención de clientes y la atención a ellos.

2. Upselling

Es una técnica de venta por la cual un vendedor induce al cliente a comprar productos más caros, actualizaciones u otros add-ons en un intento de hacer una venta más rentable. El Upselling por lo general implica la comercialización de servicios o productos más rentables, pero también puede ser simplemente exponiendo al cliente otras opciones que quizás no eran consideradas previamente.

Esta es un práctica que realizan los abogados constantemente. Ellos tienen un contacto cercano con el cliente y suelen sugerir otros cursos de acción, defensas y ángulos; es instintivo y puede ser una habilidad muy valiosa para las empresas.

►TE PUEDE INTERESAR► 7 HÁBITOS DE LOS ABOGADOS ALTAMENTE EFECTIVOS

3. Detectar problemas

En los negocios hay problemas por averiguar; siempre existe algo mal y, del mismo modo, hay una solución para componerlo. Algo muy normal en el ambiente que viven los abogados, por lo que ellos saben perfectamente detectar los problemas y cómo actuar en consecuencia.

4. Habilidades interpersonales

La gente hace negocios con quienes confía, sobre todo con aquellos que tiene una comunicación clara. Expresarse es una de la habilidades que los abogados más ejercitan.

5. Resistencia al trabajo duro

Los abogados trabajan en las noches, los domingos y todo el día cuando se requiere. Es un factor importante en el mundo de los negocios, donde el trabajo duro es cosa de todos los días.