8 señales de que estás con la pareja correcta

En toda relación llega el punto en que la persona con la que estabas convencido de que sin ella no podías vivir ahora es la persona con la que vives. La atracción, intimidad, confianza son cualidades claras de que estás con la persona adecuada.

El portal Inc enlista algunas señales de que la persona con la que mantienes una relación, vives o te casaste es la indicada para el resto de tu vida.

1. Piensas en lo que quieres decir y no en cómo debes hacerlo: Cuando estás con la persona adecuada no piensas en cómo es necesario hacerlo, simplemente acabas por decirlo. Sabes que la otra persona lo va a entender y confías en el trabajo conjunto ante cualquier malentendido.

2. Siempre que hay malas noticias piensas en la otra persona como primera opción: Cuando suceden cosas buenas, mucha gente no puede esperar en contarle a su pareja, pero ¿Cuándo ocurren las desventuras?

La persona adecuada también va a ser la primera en enterarse de la mala suerte, pues sabes que escuchará y ayudará a encontrar soluciones.

3. Hay un equilibrio entre trabajo y tiempo: Si a uno de los dos le ofrecen un empleo con mejor sueldo, pero con más horas de trabajo y un solo día de descanso, la situación es digna de pensarse.

En términos simples: ¿estás seguro de que esa mejora salarial no cambiará tu relación de pareja? No se trata de dejar ir oportunidades, más bien de analizarlas y encontrar una solución.

►TE PUEDE INTERESAR► 5 TIPS PARA MEJORAR TU RELACIÓN DE PAREJA EN VACACIONES

4. No trata de cambiarte: La persona adecuada sabe que hay cosas en ti que quieres cambiar, pero no esperan una evolución de la noche a la mañana. Tu pareja está dispuesta a esperar y ayudarte a resolver esas particularidades durante el tiempo necesario.

5. Hablan de cosas geniales: Cuando amas y respetas a la persona con la que estás, no hablas de sus fracasos personales. Hablas sobre las cualidades por las que eres feliz a su lado. Hacerlo es una señal de que estás contento contigo mismo.

6. Se escuchan: Ellos hacen las preguntas correctas, permanecen abiertos y permiten un espacio para la descripción e introspección. Ambos muestran respeto en los pensamientos y opiniones de sí mismos.

7. No hay duda en pedir ayuda: Hacerlo trasmite confianza, ya que se muestra la vulnerabilidad de la otra persona. No es una señal de debilidad, más bien es un signo de fuerza en la relación.

8. Existe el perdón: Cuando alguno comete un error es fácil para el otro observarlo bajo la lupa de esa equivocación. Cuando estás con la persona adecuada, observas de manera terrenal que el perdón es algo divino porque comprendes que los errores y baches son característicos de los humanos.