Conoce los 5 principios de la felicidad

CLAUDIA CORATELLA

Ya que nada es realmente independiente y todos contribuimos a la construcción de lo que sucede en el mundo. Saamdu Chetri dice que felicidad, lejos de ser accidental o relacionada con lo exterior, es una elección consciente y estos principios tienen el poder de transformar nuestra vida si estamos dispuestos a practicarlos, aún en medio de la adversidad o pruebas difíciles en la vida.

Si realmente queremos que el equilibrio y el bienestar sean la base de nuestras vidas, entonces practicar estos 5 principios pueden construir el puente para un ambiente feliz en nuestras relaciones y el medio ambiente.

1. El primer paso para crear armonía tanto interior como a nuestro alrededor es tomar en cuenta al amor incondicional como el fundamento de la felicidad. Y a partir de allí desarrollar cuatro pilares en todas nuestras relaciones, con nosotros mismos y con la naturaleza: integridad, compasión, generosidad y confianza. Con la práctica de estos valores se adquiere sabiduría para lograr el correcto pensamiento, correcto entendimiento, atención correcta, correcto esfuerzo, concentración y motivación.

2. Aprender a enfocar la mente en el momento presente con la intención correcta. Esto se logra cuando se practica la aceptación, el perdón, la humildad y sobre todo la gratitud. Vivir con alegría incluso en la adversidad, es ver la luz en cada circunstancia. Todas las cosas no son permanentes, las estaciones pasan, las edades y la vida cumplen ciclos a los que no debe uno aferrarse, ni al pasado, ni al futuro, ni a las cosas.

3. Conocerte a ti mismo es también reconocer que dentro de cada uno hay hormonas que son creadoras de felicidad, propone usarlas cuando lo necesitemos, ellas son oxitocina, dopamina, endorfinas y dopamina. Y propone abrazar a tus seres queridos durante 40 segundos, que desencadena oxitocina o la hormona de la felicidad.

Hacer deporte produce grandes cantidades de endorfinas, que producen alegría. Incluir alimentos ricos en triptófano producen serotonina que produce vitalidad. Tener un hobby o una actividad en la que seamos capaces de crear algo, meditar o ayudar a los demás produce dopamina, la cual aumenta el placer en el cerebro.

4. Vivir en armonía con la naturaleza. Creemos estar separados de todo; sin embargo el cuerpo humano posee 70% de agua, respiramos aire, el sol nos da vida y nos nutrimos de la tierra. Por ello recomienda no solamente observar cómo nos nutrimos cada día, el estar en contacto con la naturaleza refuerza la vitalidad y la alegría, cuidar a los animales y las plantas y sobre todo evitar un excesivo consumo de lo que la contamina.

5. Desarrollar una actitud consciente y atenta de nuestro tiempo de vida. Ya que la felicidad es una elección y muchas de las cosas que nos dan felicidad interior están allí, esperando a que decidamos vivirlas, practicarlas y no podemos esperar al momento del retiro o a cuando el mundo parezca estar mejor