3 lecciones de vida que debes aprender de Jimi Hendrix

Un 18 de septiembre de 1970, el mundo vio morir a uno de los guitarristas más influyentes del rock a nivel mundial. James Marshall Hendrix tenía un futuro prometedor como músico, pero la adicción a las drogas terminó por truncar su carrera.

Su paso, de apenas 4 años, en la industria lo llevó a ser considerado el mejor músico del año por diversas publicaciones impresas. Su genialidad lo llevó a tocar guitarras para diestros cuando en realidad era zurdo.

En esta ocasión, y como parte de un homenaje por su aniversario luctuoso, te presentamos tres pasajes representativos en la vida de Jimi Hendrix, de los cuales puedes aprender una lección.

1. Ser autodidacta

Tuvo una infancia muy difícil, pues sus padres atravesaron por diversos problemas; sin embargo, desde pequeño aprendió a tocar el ukelele con las canciones que escuchaba y su mayor influencia era Elvis Presley.

Cuando cumplió 15 años, él mismo compró una guitarra acústica. De acuerdo con varios testimonios, practicaba varias horas al día y aprendía observando a los demás; la primera canción completa que tocó fue Peter Gunn.

Este pasaje muestra que no es necesario tener grandes instrumentos materiales para aprender lo que más te apasiona. De igual forma es necesario aprender de quienes tienen experiencia.

2. No conformarte

Una de sus primeras colaboraciones oficiales fue junto a The Isley Brothers, con quienes grabó un sencillo e incluso acompañó en una gira. En octubre de 1964 decidió abandonar las presentaciones con el grupo porque se cansó de tocar siempre lo mismo.

Se consolido como músico de apoyo en otras bandas, como Curtis Knight and the Squires y Joey Dee and the Starliters; sin embargo, nunca se sintió cómodo.

Hendrix tocó puertas y trabajó duro para lograr un ascenso en la industria musical. Aunque ser músico de apoyo no le agradaba, tuvo que pasar por ese proceso para fundar su propia banda y experiencia.

3. Hacer diferencia

Este guitarrista siempre destacaba por su estilo. Así lo demostró cuando conoció a Cream, durante una presentación en la Universidad de Westminster. Eric Clapton, integrante de la banda describió el momento:

“Me dijo si podía tocar un par de temas. Le dije que sí, pero tenía una rara sensación sobre él. Tocó todos los estilos que se le ocurrían, pero no de forma ostentosa. Me refiero a que hizo algunos de sus trucos, como tocar con los dientes o con la guitarra en la espalda. Se fue y desde entonces mi vida nunca fue igual”, dijo.

La vida de Clapton, por supuesto que no volvió a ser la misma, pues había llegado un nuevo guitarrista que lo destronaría del reinado. Hendrix tenía un estilo único y siempre lo demostró sin importar las críticas.