Despidos por falta durante sismo son inválidos

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) da asesoría y orientación a trabajadores que han sido despedidos injustificadamente por ausencia laboral, debido a que sus viviendas se derrumbaron o sufrieron algún daño por el sismo ocurrido el 19 de septiembre.

Así lo dio a conocer el subsecretario de Previsión Social de la STPS, Ignacio Rubí Salazar, al señalar que los trabajadores pueden acudir al centro de acopio instalado en las oficinas de la dependencia, ubicadas en Carretera Picacho–Ajusco 714, colonia Torres de Padierna, delegación Tlalpan.

Destacó, además, que después de un primer recorrido que personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) realizó la noche del miércoles, se determinó que la ayuda de hoy, a petición de rescatistas y autoridades, consistiera en equipo como carretillas, palas y picos.

Indicó que por instrucciones del titular de la dependencia, Alfonso Navarrete Prida, brigadas hicieron entrega, por segundo día consecutivo, de herramientas y materiales como guantes de carnaza, carretillas, palas y picos, en varios puntos de la Ciudad de México.

Expuso que luego de recorridos efectuados la noche del miércoles y ante la necesidad de equipo específico para labores de rescate y remoción de escombros, tras el sismo del 19 de septiembre, las brigadas de la STPS distribuyen también lámparas, baterías y cubrebocas, además de cubetas, papel sanitario y agua embotellada, entre otros.

“Hay dos vertientes (de ayuda), una que tiene que ver con la atención y apoyo a la gente que en la Ciudad de México está brindando auxilio a las personas que todavía no han sido rescatadas, pero también para retirar escombros, en el caso de edificios colapsados.

Expuso que la asistencia por parte de las brigadas, integradas por funcionarios de todas las áreas de la dependencia, está dirigida a zonas afectadas, básicamente en el barrio de San Gregorio, en la delegación Xochimilco; la colonia Del Valle, en Benito Juárez; y las colonias Roma y Obrera, en Cuauhtémoc