¿Eres adicto a los maratones de Netflix?

En la actualidad es común que la población observe una o más series de televisión a cualquier hora del día; sin embargo, se puede generar adicción a estas, lo cual hace que la gente abandone actividades que antes eran placenteras.

Las plataformas que ofrecen al público series y películas son del gusto de la gente por varias razones y la principal es su disponibilidad a cualquier día y hora, señaló la profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM, Gabriela Orozco Calderón.

El problema es cuando surgen consecuencias negativas y olvidamos o abandonamos nuestras actividades por ver las series. La adicción trae consigo varios factores de riesgo, como trastornos psicológicos o psiquiátricos, que podrían promover que este tipo de plataformas generen dependencia.

Asimismo acarrea problemas de personalidad, falta de autocontrol, comportamientos impulsivos, disforias, así como estados de ánimo anormales o cambiantes, que son dependientes de este tipo de diversiones, además de una falta de control para esperar la gratificación.

TE PUEDE INTERESAR: VIDEO: NETFLIX CELEBRA A LOS NUEVOS HÉROES MEXICANOS

La académica explicó que a nivel cerebral también habrá un mal funcionamiento que promoverá conductas asociadas a efectos biológicos, con deterioro del conocimiento cognitivo y labor diaria.

Destacan disminución en el grosor y metabolismo basal de la corteza orbitofrontal, que derivará en conductas de impulsividad, deterioro en todas las tareas y funciones ejecutivas.

A su vez, habrá una excesiva liberación de dopamina, que al principio forjará búsqueda y deseo constante de ver las series, se alterará la corteza frontal cíngulo anterior, que está vinculado a conductas adictivas relacionadas con la motivación de placer y recompensa.

Orozco Calderón refirió que dejar de ver las series provocará un síndrome de abstinencia, es decir, un malestar físico y mental, e incluso la gente estará pensando todo el día en qué momento podrán seguir viendo los capítulos.

Otras secuelas son el sedentarismo, que conllevan problemas de salud física y mental, como obesidad, cardíacos, menor productividad y bajos niveles de satisfacción, además de problemas interpersonales por falta de convivencia, mala alimentación, sueño, concentración de memoria, dificultades en toma de decisiones y cognitivos para llevar la vida cotidiana.

Es posible prevenir dicha adicción si se realizan otro tipo de actividades, como leer o practicar algún deporte. En caso de existir adicción, recomendó buscar ayuda profesional.