Aprende a controlar el estrés laboral

La mayoría de los trabajadores se ha sentido agotado, pues no importa lo que se haga, siempre hay mucho por concluir y poco tiempo de hacerlo. Recuerda que es difícil sentirse tranquilo en un clima estresante.

El portal Inc enlista algunas formas de comenzar a dejar atrás el estrés, sobre twodo si este se concentra en tu área laboral.

1. Controla los factores: Una gran manera de comenzar a aliviar el estrés es identificar las situaciones que más lo generan, cómo reaccionas y la manera en que respondes. Mantén cuenta de tus pensamientos y sentimientos, a fin de comprender mejor cómo eliminarlos o prevenirlos.

2. Atención plena: La meditación y los ejercicios de respiración profunda pueden ayudarte a eliminar el estrés. Comienza por pasar unos minutos en esta actividad mientras estás sentado.

La atención plena te ayuda a la concentración en una sola actividad sin distracción, una práctica que te calma física y mentalmente.

3. Límites: Actualmente algunos trabajos requieren que estés presente 24/7; sin embargo, es necesario establecer topes. Por ejemplo, puedes no checar tu correo durante la noche, no contestar el teléfono en la cena o evitar trabajar los fines de semana.

TE PUEDE INTERESAR: ¿HACES EJERCICIO POR LAS NOCHES? SEGURO TIENES PROBLEMAS DE SUEÑO

4. Deja ir las cosas: No permitas que algo de tu pasado siga interrumpiendo tu curso actual. Una gran parte de la gestión del estrés es aprender a soltar las cosas que no se pueden controlar.

Recuerda que no puedes cambiar las cosas que han sucedido, pero sí tu actitud y la manera en que lidias con ella.

5. Moverse: Una de las mejores maneras de reducir el estrés es a través del movimiento. Estar al aire libre es benéfico, pues mejora el estado de ánimo y produce endorfinas que ayudan a sentir relajación.

6. Decir NO: Aprende a dar la negativa y no convertirte en la persona que hace favores a todos. Cuando dices que NO a las cosas sin importancia tendrás más tiempo de decir SÍ a lograr tus objetivos.

7. Reír: Son muchos los estudios que han encontrado que la risa reduce el estrés y fortalece el sistema inmunológico.

8. Ser positivo: El pensamiento positivo no se trata de esperar que siempre suceda lo mejor en cada situación que se te presenta, más bien es aceptar el presente y hacer lo mejor que se puede con tus herramientas.