Aprende a ser más fitness en el trabajo

A pesar de que existe un tendencia por incorporar gimnasios en las oficinas o estaciones que te permitan trabajar de pie, la verdad es que la mayoría de las empresas no cuentan con estos servicios.

Aún así, es importante buscar la actividad física para mantener una buena salud y una gran productividad. Asistir a un gimnasio después de la oficina puede ser una opción, aunque no lo es para todos. Pues otras actividades nos alejarán del ejercicio.

Pero no es imposible, aún hay cosas que puedes hacer para mantenerte en forma. Estos son algunos ejemplos:

1. Camina o llega en bicicleta a tu trabajo

Si trabajas lo suficientemente cerca, deja tu auto en la cochera y aléjate del transporte público. En lugar de esto, trata de caminar o ir en bicicleta al trabajo. Esto puede brindarte algo de motivación extra a la hora de llegar al trabajo.

Si no vives tan cerca, podrías idear una ruta que implique tiempo en transporte público o en auto y tiempo en bicicleta o caminando.

TE PUEDE INTERESAR: BANDAS FITNESS, ¿UN TIMO PARA QUEMAR CALORÍAS?

2. Usa las escaleras

En lugar de usar el ascensor o las escaleras eléctricas trata de tomar las escaleras convencionales. Si trabajas en el último piso del edificio no tienes subir todos los pisos de esta forma, pero sí algunos. Es un pequeño cambio, pero puede hacer un gran impacto en tu salud.

3. Da una vuelta alrededor de tu oficina cada hora

Mucho se ha hablado de lo malo que es permanecer sentado por largo tiempo. De ahí la importancia de tomar descansos cada hora para cambiar de postura. Intenta establecer una alarma en tu teléfono que te recuerde que debes levantarte. Puedes usar ese breve tiempo para tomar agua y mantenerte hidratado. Trata de caminar un poco para después volver a tu trabajo.