¿Es bueno dormir en el trabajo?

Proporcionarle a los trabajadores lugares para siestas u ofrecerles descansos prolongados son estrategias para aumentar la productividad, ya que se contrarresta el comportamiento impulsivo e impulsan la tolerancia a la frustración, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Michigan.

Por otro lado, estudios anteriores muestran que no dormir bien por la noche afecta la atención y la memoria de los trabajadores. Además de contribuir a la fatiga, permanecer despierto durante un período prolongado, dificulta que la gente controle sus respuestas emocionales negativas, dijo Jennifer Goldschmied, estudiante de doctorado en la Universidad de Michigan y autora principal del estudio.

TE PUEDE INTERESAR: 10 ALIMENTOS QUE MEJORAN TU PERIODO DE SUEÑO

"Nuestros resultados sugieren que la siesta beneficia a las personas que permanecen despiertos durante largos periodo, ya que mejora su capacidad de perseverar a través de tareas difíciles o frustrantes", comentó Goldschmied.

Para el experimento los investigadores estudiaron los efectos de una siesta en el estado de ánimo de 40 adultos de 18 a 50 años. Un grupo de ellos durmió una siesta y el otro no. Después, ambos grupos, se sometieron a las mismas pruebas.

Los autores encontraron que los participantes que durmieron la siesta pasaron más tiempo tratando de resolver una tarea que sus contrapartes, quienes estaban menos dispuestos a soportar la frustración requerida para completarla.