4 lecciones que debes aprender de Jim Morrison

LUIS ESTEBAN LOZANO GONZÁLEZ

Fue un 8 de diciembre, pero de 1943, cuando James Douglas Morrison, mejor conocido como "Jim" Morrison nació en Melbourne, Estados Unidos. Con un espíritu salvaje y su voz de barítono, el cantante, compositor y poeta, formó parte de una de las bandas legendarias del rock, The Doors.

A pesar de su extravagante forma de vivir y su rebeldía, que lo convirtieron en in icono, logró ser el representante de una brecha generacional y nos dejó frases que pueden ayudar a cualquier líder a no mantenerse estático ni en una zona de confort. Aquí cuatro lecciones que todo líder debe aprender de Jim Morrison:


“Creo en un largo, prolongado y ordenado trastorno de los sentidos hasta llegar a obtener lo desconocido”.

Morrison siempre estuvo en la búsqueda de estimular sus sentidos para llegar más allá. Es una mirada a la innovación que en toda empresa se debe buscar. Quedarse parado y estático en el mismo lugar, sin probar ni experimentar nuevas cosas lleva a lo obsoleto. Un líder debe reinventarse y estar siempre empapado de las nuevas tendencias. Incluso estás tendencias pueden ser creadas por el mismo líder.


“Cada nueva generación quiere un símbolo, gente nueva, nuevos nombres: quieren divorciarse de las generaciones anteriores”.

Los líderes deben darse cuenta que las nuevas generaciones están en un constante cambo. Sobre todo hoy, con el uso de la tecnología que crece a pasos agigantados, es necesario convertirse en la voz de esa generación. Dentro de la empresa es necesario tener gente que entienda, en este momento a los llamados Millennials, para poder conectar con ellos en el exterior.


“Muéstrate a ti mismo ante tu más profundo miedo; después de eso, el miedo ya no tiene poder y eres libre”.

Los líderes son aquellos que enfrentan sus miedos y los superan; muestra de ellos son las difíciles decisiones, arriesgadas inversiones y ese temor al fracaso que todo emprendedor tiene. Sin embargo, superando esto, el éxito es el único camino que queda.


"Sientes tu fortaleza en la experiencia del dolor".

Caerse, tropezarse, solo es una de las lecciones que da la vida en general. En el ámbito empresarial pueden ser costosas, pero se debe sacar la fortaleza ante ese dolo, es la diferencia entre un líder y una persona común. Ante el dolor sacan la llamada "casta", se levantan y vuelven a emprender un nuevo negocio, reinventan su empresa y utilizan ese sufrimiento como parte de su experiencia.